¿CÓMO AFECTA EL VAGINISMO A LA VIDA SEXUAL DE LA MUJER?

 

Por Raquel Putin, Psicóloga General Sanitaria, especialista en sexología, en Cos Vital.

El Vaginismo es una disfunción sexual caracterizada por un espasmo involuntario de la musculatura que rodea la vagina al intentar el coito, y que imposibilita la penetración.

Podríamos hablar de vaginismo primario, si la mujer nunca ha sido capaz de lograr ningún tipo de penetración, y vaginismo secundario cuando la mujer ha sido capaz previamente de lograr la penetración.

Las causas del vaginismo pueden ser varias, entre las cuales podemos encontrar:

  • Causas orgánicas: puede haber una alteración de las paredes vaginales, y que por consiguiente no permitan la penetración. Normalmente en estos casos, la persona ya ha ido al ginecólogo previamente para descartar algún tipo de enfermedad o malformación. El siguiente paso que yo recomendaría a las personas que crean que pueden tener algún problema orgánico, es que una vez hayan acudido al ginecólogo, vayan a ver a un fisioterapeuta de suelo pélvico, para el tratamiento del vaginismo.
  • Causas psicológicas: son las mayoritarias, pueden ser debido a una causa externa (trauma, abuso, experiencias sexuales no agradables), debido a una educación sexual con prejuicios, etc.

El impacto del vaginismo en la vida sexual es muy fuerte, puesto que afecta a la dinámica sexual de la pareja. Es importante que las mujeres que se sientan identificadas, sepan que es necesario contar a sus parejas lo que les pasa y que hay formas de solucionarlo. De esta forma, la pareja se vuelve un coterapeuta durante todo el proceso, y en la mayoría de casos la relación sale reforzada.

Por el contrario, la ocultación provoca a la larga falta de entendimiento entre ambos miembros y la pareja puede incluso llegarse a romper.

Las mujeres suelen encontrarse muy solas, debido a que no saben a quien acudir y acaban sufriendo el vaginismo en silencio.

Por otro lado, las mujeres con vaginismo suelen enriquecer mucho su vida sexual, puesto que llevan a cabo otras prácticas ya sean masturbatorias o con sus parejas, que las llevan al orgasmo y a estar satisfechas con su vida sexual.

Una vez se ha reconocido el vaginismo y se ha iniciado el tratamiento con un psicólogo especializado en sexología/sexólogo, los resultados suelen ser muy favorables y la persona acaba pudiendo tener relaciones sexuales con penetración sin problema.

 

El vaginismo también se puede afrontar en solitario, no tienes que estar en pareja para tener que hacer frente al vaginismo, debido a que no puedes mantener relaciones sexuales con penetración. Ante todo, primero habrá que descartar patología orgánica, así que tendrás que ir al ginecólogo para que te hagan una revisión y le deberás contar lo que te sucede.

 

Una vez se han descartado causas físicas, el siguiente paso es acudir a un psicólogo especializado en sexología, para iniciar la terapia y tratar el vaginismo. Aquí puede ser que mientras se realiza la terapia con el psicólogo se tenga que acudir a un fisioterapeuta de suelo pélvico, y el objetivo de dicho fisioterapeuta será descontracturar el suelo pélvico, para facilitar la penetración a la vez de la utilización de dilatadores de diferente tamaño y grosor.

 

En conclusión lo que quiero transmitir con este post, es que aquellas mujeres que sientan que tienen alguna dificultad con la penetración, o que pueden llegar a pensar que tienen vaginismo, no estáis solas. Actualmente es una disfunción que tiene tratamiento y que las probabilidades de éxito son muy elevadas, así que cuando te sientas preparada, que sepas que en Cos Vital podemos ayudarte.

 

Por Raquel Putin, Psicóloga General Sanitaria, especialista en sexología, en Cos Vital.

Written by Mónica Moreno Vila