Irene Moreno, psicóloga infanto-juvenil de la Unidad de Psicología Infanto-juvenil de Cosvital.

UN UNIVERSO PENDIENTE DE EDUCAR:

“De qué sirve que un niño sepa colocar Neptuno en el Universo… si no sabe dónde poner su tristeza o su rabia» decía Jose María Toro. Las emociones, son una reacción subjetiva al ambiente que viene acompañada de cambios orgánicos (fisiológicos y endocrinos) de origen innato, influidos por la experiencia. Las emociones tienen una función adaptativa de nuestro organismo a lo que nos rodea. En el desarrollo humano, des de la temprana primera infancia, estamos en contacto con ellas y con su multiplicidad de matices, pudiendo sentir y experimentarlos conjuntamente con nuestras vivencias. A pesar de su vital importancia, una de las inteligencias que quedan pendientes por enseñar a gestionar es la inteligencia emocional. Las emociones son claves para nuestro desarrollo global y fundamental para el bienestar personal. Etimológicamente la palabra inteligencia proviene del latín intelligentia, que a su vez deriva de inteligere, compuesta por dos términos: “entre” y “escoger”… es decir, “quién sabe escoger”, y aquí entra de pleno la emoción, siendo muy difícil separar la bien conocida pareja históricamente antológica “razón-emoción”. Curiosamente, los últimos estudios sobre aprendizaje apuntan a que sin la emoción, difícilmente hay aprendizaje. Por tanto, una vez más tener en cuenta los procesos emocionales para nuestro crecimiento vital, académico y personal son muy importantes. Las capacidades como la autoregulación, la comprensión y la expresión emocional se van adquiriendo, moldeando y gestionando a lo largo de todo el desarrollo vital des de nuestra primera infancia; es nuestro trabajo, des de bien pequeñitos enseñar a identificar, moldear, sentir, experimentar y gestionar todo el abanico del universo emocional.

Recuerda puedes pedir una cita de valoración GRATUITA con Irene Moreno.

Teléfono 93.718.72.23 o presencialmente en C/Nemesi Valls nº27 (Barberà del Vallès).

Written by Mónica Moreno Vila