DOLENCIAS DE LA TORTÍCOLIS

 

Por Marilú Riera, Osteopata en Cos Vital y docente en Qüestions Vitals.

La tortícolis es una molestia en los músculos cervicales que produce inclinación del cuello, posición anormal de la cabeza, dolor, pérdida de la movilidad articular en la zona y como cualquier afectación muscular puede ser aguda o crónica dependiendo de su duración.

Las causas pueden ser múltiples: movimientos bruscos del cuello, dormir en mala posición, lesiones cervicales tras un accidente, etc… pero no podemos pasar por alto que este tipo de dolor también puede tener su causa por las tensiones y angustias emocionales que se acumulan en esta zona, ya que la enfermedad es una combinación de aspectos emocionales, hábitos alimenticios, estilo de vida y genética.

Las emociones están relacionadas con nuestro modo de interpretar lo que nos sucede. Hay estudios en los que se ha visto cómo pueden aparecer dolores de estómago, tensión muscular o cefaleas tras un acontecimiento estresante.

Cuando una persona padece estrés suele contraer los músculos que van de la cabeza a los hombros, a veces incluso la musculatura de la mandíbula, por lo que cuando contenemos nuestra agresividad se produce tensión en esta zona.

Para aliviar la molestia cervical en su fase aguda en casa podemos aplicar calor en la zona y hacer estiramientos suaves para destensar la musculatura, pero si padeces tortícolis de repetición o ya se está alargando en el tiempo no dudes en consultar con un osteópata para que restablezca la movilidad articular, de fluidos y tejidos.

Por Marilú Riera, Osteopata en Cos Vital y docente en Qüestions Vitals.

 

 

 

 

 

 

Written by Mónica Moreno Vila