Si el verano ha dejado huella en tus pies y te ves los pies pero no te gustan.  Si sientes que tus talones no están hidratados,  presentan mucha sequedad, están cuarteados o fisurados e incluso te duelen al caminar… sigue leyendo.

Soy Irene Riego,  como podóloga quiero darte unos consejos para que tus pies vuelvan a ser los de siempre, algunas ideas para tratarlos y como dejarlos bien hidratados y suaves.

 

Primeras preguntas: ¿ Porqué  se agrietan o descaman los talones? ¿Porqué en verano?  Esto sucede por llevar los pies al descubierto, no usar calcetines ni zapatos cerrados.   Es verdad que la humedad, la temperatura y el tipo de calzado son factores no favorecedores para la hidratación de la piel. Pero la verdad, es que los talones se resecan muchos más que otras partes del pie, eso sucede porque en el talón se forman hiperqueratosis, comúnmente conocidas como durezas. (acumulación excesiva de queratina)

Esas odiadas durezas,  se producen por dos factores, el primero es uso de calzado abierto del talón o chanclas. Y el segundo es por un microtraumatismo continuo, que ocasiona el calzado de verano  sin sujeción en el talón.. Cuando uno esta de pie apoyado  sobre la chancla toda la superficie del pie contacta con la parte superior de la suela de la chancla, pero al iniciar el paso la chancla se queda en el suelo mientras nuestro pie empieza a impulsarse. Cuando se  realiza el despegue  del pie la chancla choca bruscamente contra el talón, chocando en la parte final del impulso. Esto es un microtraumatismo que no pasa nada si se realiza pocas veces, pero imagínate  miles de micro-golpes… esas fricciones provocan durezas. Las durezas van aumentado de grosor y si no se hidratan, se convierten en fisuras o grietas que incluso pueden abrirse e infectarse.

 

A parte del tipo de sujeción, los materiales de confección de los zapatos… también pueden repercutir en los pies. Los zapatos que tengan poca amortiguación y sujeción provocan que en la fase de contacto del talón con el suelo  la piel reciba más impacto y fricción…  provocando más durezas.

 

Segunda pregunta ¿ Cómo tratar los talones agrietados?.

  • Lo primero es no abusar del calzado de verano, o sin sujeción.
  • Usar calcetines siempre y cuando sea posible
  • Beber mucho agua (1.5L al día)
  • Retirar la dureza con materiales abrasivos: limas, piedra pómez, peelings…

  • Cremas hidratantes específicas de pies: con 30% para talones con hiperqueratosis,  (por presentar mayor concentración de disolución de la queratina)
  • Cremas hidratantes específicas de pies: con urea al 10% -20% para talones resecos ( aportan agua a la piel, favoreciendo la elasticidad de la epidermis)

 

En el caso que realizando estas medidas, tu talón siga presentando mucho grosor de  dureza, haya grietas o no,  habrá que plantearse visitar al podólogo para realizar una quiropodia.  Acto que realiza el podólogo, capaz de mejorar la salud del pie consiste  en el corte, fresado de uñas y en la eliminación de las diversas queratopatías (durezas) del pie.

Irene Riego, podóloga en Cos Vital

Written by Mónica Moreno Vila