¿SOFOCOS?

¡REDÚCELOS DE LA FORMA MÁS NATURAL!

Por Ana Moreno, Reflexologa, Reflexóloga Holística, Terapeuta Floral, Forma parte del equipo multidisciplinar de COSVITAL. Docente en QÜESTIONS VITALS en Reflexología podal Holística, Flores de Bach y Aromaterapia.

Si sufres de sofocos es posible que te encuentres en la etapa de tu vida próxima a la menopausia, espero que los siguientes remedios te sean de ayuda y no falten nunca en tu despensa.

Los sofocos son uno de los numerosos síntomas que aparecen en la mujer con la llegada del climaterio (época en la que la función ovárica empieza a disminuir), se producen a consecuencia de una bajada de estrógenos y como resultado los ciclos de la mujer van desapareciendo poco a poco, hasta llegar a la menopausia (considerada un año después de la ausencia de menstruación).

 

¿Por qué se producen los sofocos durante la premenopausia o climaterio?

La bajada de estrógenos provoca cambios en el centro regulador de la temperatura corporal que está situado en el hipotálamo (glándula hormonal que situada en el cerebro). Estos cambios provocan desajustes en el control de la temperatura corporal, que se traduce en sensación súbita de calor intenso (sofocos) y el aumento de la sudoración. Estos episodios se dan por el día y especialmente por la noche, afectando al descanso nocturno provocando insomnio.

¿Cómo se pueden aliviar los sofocos?

Son varios los remedios que la Naturopatía nos ofrecen dando muy buenos resultados, mejorando la calidad de vida de la mujer en época de menopausia.

Dietoterapia: La alimentación es muy importante durante esta etapa en la vida de la mujer. Las comidas copiosas, el alcohol y la ingesta de alimentos muy calientes o fríos pueden afectar negativamente a los síntomas. Se recomienda comidas ligeras con gran aporte vegetal, cereales integrales y pescado azul, ricos en vitamina B que reforzará el sistema nervioso. Además añadir como complemento Onagra, rico en ácidos grasos esenciales omega 6 que actuará como mediador en el funcionamiento y estabilidad de las membranas de las celular de nuestro organismo, la estabilidad de nuestro sistema nervioso y regulador de los procesos de coagulación, gran aliado de la mujer en la menopausia gracias a las prostaglandinas.

La incorporación de la soja en la alimentación, también será de gran ayuda, ya que es rica en isoflavonas (sustancia natural que actúa como fitoestrógeno).

Fitoterapia: son varias las plantas con grandes propiedades curativas que ayudan a apaliar los síntomas de los sofocos, así como el resto de síntomas de la menopausia:

  • Pueraria Mirífica. Es muy rica en isoflavonas, por lo tanto es un vegetal con acción parecida a los estrógenos femeninos. Muy aconsejable si además de los sofocos, se sufre, trastornos intestinales, ardores o jaquecas. Se utiliza en extracto, de 350 a 500 mg. de 1 a 2 veces al día.

  • Lúpulo. Posiblemente es la planta que mejor combate los sofocos. Sus propiedades se deben a un flavonoide con propiedades fitoestrógenas. Además ayuda a reducir la ansiedad y el insomnio que suele acompañar a este trastorno. La dosis es de 150 a 250 mg de extracto seco, 21 o 2 veces diarias.

  • Salvia. Muy apreciada en trastornos ginecológicos, es también una excelente alternativa a los tratamientos de sustitución hormonal a base de estrógenos sintéticos durante la menopausia. Reduce los síntomas de esta etapa y es revitalizante. Tómala en decocción (una cda. por vaso de agua), de 1 a 3 veces al día.

  • Maca. La raíz de esta planta originaria del Perú funciona como un regulador hormonal natural. También es rica en antioxidantes y minerales como el hierro y el calcio. Resulta eficaz para combatir la falta de energía y el desánimo. Consúmelo en extracto seco de 250 a 450 mg, entre 1 y 3 veces al día.

Infusión anti-sofocos

Ingredientes: – 40g de hierbaluisa – 30g de semilla de hinojo – 30g de flores de lúpulo – 50g de raíz de pueraria -50g de flores y hojas de salvia.

Preparación: en un cazo tapado, hierve una cucharada de la mezcla de plantas por cada vaso de agua durante 5 minutos y deja reposar 10.

 

Ahora ya sabes por que se producen y como combatirlos, pero si tienes dudas o no terminas de encontrarte bien, ponte en contacto conmigo a través de Cos Vital, soy Ana Moreno y  estaré encantada de atenderte.

 

Written by Mónica Moreno Vila