En el área de adultos, ofrecemos tratamiento psicoterapéutico a aquellas personas que no están pasando por un buen momento, con el objetivo de mejorar su bienestar y calidad de vida. Valoramos mucho a la persona como ser único e irrepetible y es por ello que los tratamientos que ofrecemos son únicos, específicos y adaptados a la persona que los recibe.

La psicoterapia que se practica tiene como objetivo eliminar aquellos síntomas que provocan malestar o sufrimiento, ayudando a la persona a resolver sus conflictos internos, sean de carácter cognitivo (por ejemplo pensamientos negativos recurrentes), conductual (comportamientos desadaptativos) y/o emocional (miedo, tristeza…).

Algunos de los problemas más recurrentes, para los cuales realizamos evaluación, diagnostico y tratamiento son:

Depresión
Ansiedad
Obsesiones
Fobias
Baja autoestima
Inseguridad
Insatisfacción.
Miedos
Irritabilidad
Hipocondría
Dificultades en las relaciones interpersonales.
Estrés
Problemas de Pareja
Dificultad en la resolución de problemas.
Trastornos de personalidad
Trastornos de la Conducta Alimentaria
Trastornos del Sueño.

o bién para:

Autoconocimiento, desarrollo personal.

Tanto a nivel teórico como práctico, utilizamos un enfoque psicoterapéutico meramente Integrador, dando cabida a procedimientos y técnicas que se derivan de diversas perspectivas u orientaciones terapéuticas tales como la Gestalt, el Análisis transaccional o las terapias cognitivas-conductuales.

PSICOLOGÍA

Por Ana Páez Corral

 

¿QUÉ ES LA PSICOLOGÍA?

La psicología es la ciencia que estudia los procesos mentales, las sensaciones, las percepciones, las emociones y el comportamiento del ser humano, en relación con el medio ambiente físico y social que lo rodea. Así pues, los psicólogos prestamos atención al funcionamiento mental, emocional y conductual del ser humano: lo que piensa, lo que siente, lo que hace. Aunque podemos encontrar alusiones a este conocimiento desde la Filosofía con Aristóteles, la Psicología no se constituye como ciencia independiente hasta mediados del siglo pasado.

Desde entonces hasta la actualidad, son numerosos los estudios y teorías psicológicas los que se han emprendido para intentar dar luz al funcionamiento del ser humano. Estas teorías psicológicas, agrupadas en paradigmas, aportan información y nos permiten comprender a la persona desde diferentes perspectivas, ya sea desde su comportamiento

(Conductismo), desde el inconsciente (Psicoanálisis), desde los procesos mentales (Teorías cognitivas)…etc. Esta situación, por un lado ha permitido el desarrollo de este conocimiento a través de diferentes líneas, pero por otro, ha originado oposiciones entre las diferentes escuelas psicológicas.

Por suerte, hoy día existe una actitud creciente hacia el desarrollo de modelos psicológicos más integradores, que aúnen conocimientos y que apuestan por el respeto entre las diferentes escuelas psicológicas. Uno de estos modelos es la Psicología Integradora Humanista, modelo psicoterapéutico que lejos de ser una mera suma de todos los conocimientos psicológicos, intenta conciliarlos a través de un cuerpo teórico propio y consistente.

En Cos Vital, trabajamos bajo este modelo. Un enfoque psicoterapéutico meramente integrador y ecléctico, que da cabida a procedimientos y técnicas que se derivan de diversas perspectivas u orientaciones terapéuticas, tales como el Análisis Transaccional, el psicodrama, la

Psicoterapia de la Gestalt, el Focusing de Gendlin o la terapia cognitivaconductual, entre otras. El modelo Integrador se enmarca dentro de la línea de las psicoterapias humanistas, las cuales pretenden que la persona obtenga una vivencia interior que le ayude a superar los obstáculos psicológicos que le impiden su crecimiento como persona. Al final de este documento, (en el apartado metodología de trabajo) podréis encontrar información más detallada sobre las características principales de este modelo.

EN QUE CONSISTE HACER PSICOTERAPIA? ¿CUÁNDO ES EL MEJOR MOMENTO PARA INICIAR UN PROCESO PSICOTERAPÉUTICO?

Hacer psicoterapia consiste en acudir a realizar un tratamiento con un profesional Psicólogo para resolver problemas de carácter psíquico. La práctica de la psicoterapia, es indicada para todas aquellas personas que experimentan malestar o sufrimiento continuo y repetitivo, influido por factores internos (su propia mente) y/o factores externos (dificultades económicas, etc.) La persona puede experimentar malestar interno en forma de depresión, ansiedad, obsesiones, insomnio, falta de autoestima, falta de sentido de la vida, etc . O puede experimentar problemas que suponen una limitación en el comportamiento ( fobias, impulsividad, drogadicción..) o dificultades en las relaciones interpersonales. (timidez, perfeccionismo, exceso de egoísmo, problemas de pareja…) El mejor momento para iniciar un proceso psicoterapéutico es aquel en el que la persona decide tomar parte activa de un problema que hasta ese momento le ha sido difícil de resolver por falta de recursos o desconocimiento de ellos.

Se recomienda iniciar un proceso psicoterapéutico cuando la persona percibe un malestar significativo y/o se ven repercutidas diversas áreas de su vida, como la social y/o la laboral.

¿QUÉ BENEFICIOS SE OBTIENEN?

Mediante una terapia psicológica nos es posible lograr cambios en nuestro comportamiento, adaptarnos a nuestro entorno, conseguir una mejor salud psíquica y física, integrar nuestra identidad psicológica y obtener nuestro propio bienestar bio-psico-social.

Por otro lado, la persona puede llegar a tomar consciencia de aspectos de su vida y de su propio ser que hasta ese momento le han pasado desapercibidos, pudiendo conectar emociones, establecer nuevas relaciones de pensamiento, construir nuevas experiencias que le  permitan afrontar las dificultades y, en consecuencia, obtener un mayor

bienestar y calidad de vida.

CUALES SON LAS ÁREAS DE INTERVENCIÓN EN COS VITAL?

Realizamos evaluación, diagnóstico y tratamiento a adultos que presentan alguno/s de los siguientes problemas:

Estados depresivos
Problemas de Ansiedad
Obsesiones
Fobias
Baja autoestima
Inseguridad
Insatisfacción.
Miedos
Irritabilidad
Hipocondría
Dificultades en las relaciones interpersonales.
Estrés
Problemas de Pareja
Problemas familiares
Dificultad en la resolución de problemas.
Trastornos de personalidad
Trastornos de la Conducta Alimentaria
Trastornos del Sueño.

Pero no solo trabajamos con personas que padecen, sino también con aquellas que quieren conocerse mejor o quieren potenciar su fortaleza psicológica (capacidad para tomar decisiones, destrezas para relaciones interpersonales, energía para afrontar situaciones difíciles, etc.) Por tanto nos adentramos en el mundo de lo que la Psicología y la Psicoterapia Humanista-Existencial denomina “crecimiento personal”.

COMO FUNCIONAN LAS SESIONES? CUANTO DURA EL PROCESO

Las sesiones de psicoterapia tienen una duración de 60 minutos. Las primeras visitas son de recogida de información y van encaminadas a explorar los problemas que le traen al cliente a terapia y los cambios que quiere conseguir. Se establecen unos objetivos terapéuticos.
La frecuencia de visitas dependerá del motivo de consulta y del malestar del cliente, aunque normalmente ( y sobre todo al principio) son semanalmente. Más adelante, a medida que el cliente va ganando autonomía para resolver sus problemas, se van distanciando y la persona acude quincenalmente o mensualmente hasta finalizar el proceso. La duración del proceso también varía según el caso y ésta se irá acordando entre cliente y terapeuta a medida que evolucione la terapia.

Antes de iniciar un tratamiento psicoterapéutico, es posible concertar una visita de valoración, de manera gratuita, para que tanto cliente como terapeuta puedan valorar si el proceso se puede o se quiere llevar a cabo.

¿QUÉ METODOLOGÍA UTILIZAMOS?

Nuestra metodología se basa en una programación individualizada adaptada a las características de cada cliente. Como indicábamos al inicio, la Psicoterapia Integradora Humanista es el modelo bajo el que trabajamos, por tanto es el que da sentido y guía toda la intervención.