Por Marina Dana, podóloga en Cos Vital


Estamos en pleno verano con un calor abrasador y nuestros pies requieren de una necesaria ventilación y es donde acudimos a las chanclas.

En el mercado existen una amplia variedad de chanclas: planas, con plataforma, de cordones, de mil y un colores…


Pero muchos desconocen los problemas que pueden provocar el uso inadecuado de las chanclas y aquí es cuando viene el problema, puesto que presentan más inconvenientes que ventajas.

¿Dónde utilizarlas?

Es un calzado diseñado para prevenir contagios de papilomas y hongos en los pies muy habituales en piscinas, vestuarios, gimnasios y duchas públicas.

Si son adecuadas para utilizarlas en playa, piscina y duchas públicas, no para realizar actividades deportivas y esta prohibido su uso en la conducción.

¿Qué me pueden provocar un uso inadecuado?
1) Fascitis plantar: es una inflamación del tejido que atraviesa la planta del pie, va desde el talón a la base de los dedos. Provoca mucho dolor y se localiza hacia la zona del talón.


2) Dedos en garra: como las chancletas no están sujetas a nuestro pie nos obliga a forzar los dedos en posición de garra con el fin de no perder la chancla, esto provoca una mayor tensión en los dedos y la planta del pie.
3) Cambios forma de caminar: damos pasos más cortos alterando la dinámica normal de la musculatura de la pierna. Puede provocar dolor en rodilla, espalda y cadera.


4) Lesiones: la marcha es mas inestable por lo que es más fácil sufrir de torcedura/esguinces.
5) Otros: al llevar el pie desprotegido estamos más sujetos a darnos golpes o rompernos una uña.

¿Qué calzado elijo?
-Un calzado que nos recoja bien el pie a la hora de dar un paseo y al ser posible con cordones.
-Evitar suela plana y fina.


-Que sea abierto y transpirable para evitar la sudoración excesiva por calor. Nada de plásticos porque de esta manera tus pies sudaran más.
-Prescindir el uso de chanclas o chancletas para playa o piscina.

Ante cualquier duda, consulta con tu especialista, a mí me encontrarás en Cos Vital donde estaré encantada de atenderte.

Marina Dana, podóloga de Cos Vital


Written by Mónica Moreno Vila