RADIOFRECUENCIA FACIAL, AYUDA LA FLACIDEZ Y EL VOLUMEN DE LA PIEL.

 

Por Jennifer Fernandez, esteticista en Cos Vital.

 

¿Qué es la radiofrecuencia?

La radiofrecuencia facial ayuda a tratar laxitud de la piel, su efecto es similar al lifting, pero sin cirugía. La piel del rostro es una de las más sensibles y es donde se empiezan a notar los signos de la edad.

¿A quién va destinado?

Es un procedimiento destinado a pacientes que tienen los tejidos faciales con flacidez leve o moderada.

¿En qué consiste?

Consiste en la aplicación de ondas electromagnéticas de alta frecuencia sobre la piel que penetran en las capas más profundas de la dermis. Se trabaja la piel desde dentro hacia afuera aumentando la temperatura de los tejidos, aumentando la producción de colágeno y mejorando la circulación de la zona, además de disolver la grasa que tanto nos molesta.

¿Para qué se utiliza y en qué zonas se puede utilizar?

Se utiliza para tensar la piel de la frente y levantar las cejas, debajo de los ojos engrosa la piel, tensa y levanta las mejillas y disminuye los poros dilatados.

En la mandíbula disminuye la flacidez y en el cuello disminuye arrugas.

¿Cómo es el procedimiento de este tratamiento??

Para poder proceder en este tratamiento estético es necesario que la piel esté limpia.

Aplicaremos un gel conductor con el que se masajeará la zona a tratar con el manipulo de radiofrecuencia en el programa y nivel adecuado a la zona a tratar.

Lo más importante es que no tiene efectos secundarios ya que también se puede alternar con otros tratamientos.

Del mismo modo no es aconsejable en embarazadas, personas con implantes metálicos o prótesis, ni a personas que sean muy mayores.

Será necesario realizar más de una sesión para poder obtener el resultado deseado, dependiendo del tipo de piel, edad y zona.

Las sesiones serán de unos 30 minutos aproximadamente y se podrán observar resultados a partir de la primera sesión, recomendando no hacer de 1 sesión a la semanal. Se recomiendan entre 5 y 10 sesiones dependiendo de la zona a tratar.

Sus ventajas son muchas ya que tiene un efecto tensor, elimina finas arrugas, y reduce la grasa evitando la aparición de acné.

No duele, ni produce molestias, es un método no agresivo para la piel por lo que no es necesario ningún cuidado ni tratamiento previo a cada sesión, solo se deberá acudir al tratamiento sin ningún tipo de cosmético en la piel tipo maquillaje.

Es muy fácil y seguro, donde notaras los resultados enseguida y sin nada de tratamientos abrasivos para nuestra piel.

Finalmente, si decides someterte a este tratamiento estaremos encantados en ayudarte y poder darte el mejor servicio.

 

Por Jennifer Fernandez, esteticista en Cos Vital, especializada en aparatología avanzada.

 

 

Written by Mónica Moreno Vila