septiembre 8, 2017 AROMATERAPIA No hay comentarios

TODO PREPARADO PARA LA VUELTA AL COLE Y ¿LOS PIOJOS? Entremos con cabeza en el nuevo curso.

Por Anna Moreno, aromaterapeuta, naturópata y homeópata. Especialista en reflexología podal holística en Cos Vital y miembro del equipo dodente de Qüestions Vitals.

 

Año tras año es algo habitual que llegada ésta época muchas madres y padres acudan a consulta preocupados por el problema de los piojos. No estáis dispuestos a que vuestros hijos vuelvan a infestarse. Queréis empezar el curso con los deberes hechos; saber como prevenir y si ya es tarde, como curar el problema de la forma más natural y eficaz posible. Espero que este artículo os ayude a dar respuesta  las preguntas más frecuentes y solución al que ya tenga el problema.

 Es un mito creer que la infestación de piojos, PEDICULOSIS, es producto de la falta de higiene o pobreza. Los piojos son parásitos a favor de la igualdad de oportunidades; les gusta tanto el cabello limpio como el sucio y puede proliferar hasta en las comunidades más prósperas.

La época de piojos empieza en verano, pero es cierto que aproximadamente el 90% de los contagios se dan en las escuelas y que el 25% de los familiares de estos niños acaban infestados; es por esto que la pediculosis está catalogada como un problema de salud pública.

Pero… ¿cómo son los piojos?

  • Los piojos son insectos succionado
  • res y hematófagos (chupan sangre).
  • La saliva de los piojos contiene anticoagulantes para facilitar la salida de la sangre; esta es la que produce posteriormente el picor.
  • Son visibles a simple vista (2-3mm), aunque a veces es difícil localizarlos.
  • Poseen 6 patas que terminan en garras para agarrarse al cabello; jamás presenta alas ni saltan.
  • El color variará dependiendo de la madurez.
  • Son ovíparos (ponen huevos llamados liendres).
  • Cada piojo hembra puede colocar aproximadamente de 5 a 10 liendres al día; llegando a poner de 150 a 300 huevos a lo largo de su vida.
  • El ciclo de vida de un piojo puede llegar a 50 días, pasando por diferentes fases (liendre-ninfa-adulto).

Los piojos infestan al 5-15% de la población infantil, aunque en ocasiones puede superar el 25%. Como población infantil se reconoce la franja entre 3 a 10 años, el motivo principal es el tipo de relación que existe entre los niños y la falta de conocimiento de la problemática y la consecuencia que puede dar lugar a por ejemplo, compartir la gorra o el peine… de aquí la extrema importancia de la información que hemos de trasmitir a los más pequeños. Hemos de pensar que los piojos ni saltan ni vuelan; pasan de una cabeza a otra agarrándose con las pinzas de sus patas cuando se juntan las cabezas (en los juegos o demostraciones de afecto como los abrazos) ó al compartir gorras, gorros, bufandas, abrigos, coleteros, pinzas e incluso peluches.

 

Curiosamente en la última década se ha dado un amplio aumento de pediculosis en adolescentes, dando explicación de ello al fenómeno “selfie”, está claro que en lo último en lo que piensan es que gracias a esa foto tan guay, he cogido piojos!!!

Por lo tanto… más vale prevenir que curar!!!

  1. Hemos de enseñar a nuestros hijos que del mismo modo que no se comparte el cepillo de dientes, tampoco se ha de compartir las gorras, gorros de lana, gomas y pinzas del pelo…
  2. Llevar a los niños con el pelo recogido al colegio (no debemos ponérselo fácil al enemigo). Hay datos que aseguran que el contagio es del 75% en niñas, mientras que en niños es de un 25%, la única explicación es la longitud del cabello.
  3. Lavar frecuentemente el cabello en principio con un champú normal, es muy recomendable utilizar acondicionador (dificulta que el piojo pueda agarrarse).
  4. Cepillar el cabello a diario.
  5. Revisar 1 ó 2 veces por semana la cabeza, sobre todo detrás de la orejas y en la nuca.
  6. Limpiar frecuentemente los utensilios relacionados con el cabello.

*Recomendación: poner en remojo peines y cepillos con, a partes iguales agua y alcohol de romero, añadir aceite esencial de Árbol de té (10 gotas por cada 100ml).

  1. Utilizar un repelente.

*Recomendación: Poner a macerar en la colonia habitual del niño los huesos de una chirimoya. El color negro de los huesos oscurecerá el color de la colonia sin alterar su olor. Se es sabido que la chirimoya no es del agrado de los piojos al igual que de muchos parásitos; este es el motivo por el cual se utiliza como repelente ecológico en diferentes cultivos.

Uff, tiene piojos!… ¿Cómo puedo eliminarlos de forma natural?

Dado que los piojos son cada vez más resistentes a los pesticidas, el uso de remedios naturales es una buena alternativa al tratamiento de la pediculosis, entendiendo como tratamiento a la eliminación de los piojos y de las liendres.

Hemos de basar el tratamiento en cuatro medidas básicas que deben de realizarse de forma coordinada:

  • La utilización de sustancias naturales basadas en la Aromaterapia con acción pediculicida.

*Recomendación: para mí la fórmula más eficaz, realiza una acción de asfixia.

  1. Mezclar 100ml de aceite portador de NEEM (Melia azadirachta) con 10 gotas de aceite esencial de Árbol de té (QT. terpinen-4-ol) + 10 gotas de Geranio Bourbon (QT. Geraniol, citronelol).
  2. Empapar el cuero cabelludo, haciendo hincapié a la zona de detrás de las orejas y la nuca.
  3. Tapar con un gorro de plástico y dejar actuar de de 30′ a 60′.
  4. Lavar con el champú habitual añadiéndole una cucharadita de postre de la misma mezcla en la mano.
  5. Una segunda champunada sin la mezcla de aceites (para evitar que el cabello quede demasiado graso) y aclarar con vinagre de manzana rebajado con agua al 50% (el vinagre deshace la pega que mantiene la liendre pegada al cabello).
  6. Poner acondicionador y aclarar con abundante agua.
  • Eliminación mecánica de los piojos y las liendres, con la ayuda de un peine liendrera.
  • Repetir el mismo tratamiento a los 4 días y a los 7 días (una vez a la semana durante un mes).
  • Entre medias utilizar el champú normal y la colonia con los huesos de chirimoya.
  • Lavar con agua caliente, al menos 50ºC, toda la ropa que haya utilizado el niño, además de la ropa de cama y toallas.
  • Revisar diariamente la cabeza y pasar el peine fino.
  • Revisar a todos los miembros de la familia.
  • No olvidar las medidas generales para evitar la reinfestación y contagio.

Si el problema persistiera después de varios tratamientos, no tengas dudas en ponerte en contacto conmigo, buscaríamos una solución apropiada para tu ph del cuero cabelludo que es lo que ahuyenta o bien favorece que los piojos se sientan como en casa. Pide hora en Cos Vital para una visita conmigo, estaré encantada de buscarle una solución a la vuelta colectiva del cole.

Anna Moreno, aromaterapueta, naturópata y homeópata. Especialista en reflexología podal holística en Cos Vital y miembro del equipo dodente de Qüestions Vitals.

Written by Mónica Moreno Vila