Por Mónica Moreno, naturópata y homeópata en Cos Vital. Máster en homeosineptología, especialista en dietética integrativa. Miembro del equipo docente de Qüestions Vitals.

Puede llegar a ser muy angustiante e invalidante solo pensar en las vacaciones. Si, aunque parezca mentira hay quien el hecho de pensar en viajar le conlleva a negarse porque el solo hecho de pensar en coger el coche y hacer un viaje más largo de lo que está habituado le provoca ansiedad, nerviosismo, miedo, pánico y sabe que termina acondicionando a todo el mundo.

La homeopatía es un buen recurso para lograr perder ese estado emocional que la persona empieza a sufrir unos cuantos días antes, aun sabiendo que no es proporcional.  Así que vamos a ponerle nombre a estos estados para podamos llegar a puerto con la ilusión de disfrutar y no rezando porque hemos sido capaces de llegar.

ANSIEDAD PRE-VIAJE.

GELSENIUM SEMPERVIRENS: Este remedio está indicado en la persona que antes de subirse al coche necesita ir varias veces a orinar porque su sensación  es de urgencia miccional. Esta persona sufre de ansiedad de anticipación y se adelanta a la situación imaginándosela de mil y una maneras diferentes. El  sentimiento de miedo se somatiza el sistema urogenital y haciendo que la persona note que se orina.

ARGETUM NITRICUM: El cuadro de ansiedad hace a esta persona que no tenga capacidad de concentración por provocarle ansiedad de precipitación y se desorganiza empezando y no terminando una y otra cosa. Sabes el dicho “vísteme despacio que tengo prisa” pues hablan de argentum nitricum.

LYCOPODIUM CLAVATUM: Este remedio es para el miedo más consciente. La persona lo vive con una gran intensidad provocándole mal humor irritabilidad y hará que busque muy inconscientemente situaciones de conflicto para poder proyectar y canalizar ese estado de nerviosismo extremo, siendo un remedio que siempre buscará un culpable externo.

ANSIEDAD DURANTE EL VIAJE

ACONITIUM NAPELUS: Este remedio, es para los momentos agudos en los que la persona  puede tener taquicardias, ahogos, temblores, hormigueos y puede llegar a tener miedo a la muerte  que se agravará hacia la media noche. Por supuesto es una situación en la que la persona se niega a ser quien conduce por miedo a perder el control, y se ha de respetar hasta que el sentimiento de inseguridad desaparezca.

BELLADONA: La ansiedad que vive BELLADONA es la más delirante. La persona suda, tiembla, se le dilatan las pupilas pudiendo llegar a tener alucinaciones. El miedo es tan extremo que llega a tener ataques de pánico.

ARSENICUM ALBUM: Esta persona tiene miedo a la muerte con un agravamiento siempre por la noche. Es una persona con necesidad de tenerlo controlado y los improvistos, el no saber como está la circulación, la carretera le hace estar insoportable, con necesidad de moverse, de rascarse, de quejarse.

Así que como ves, síntomas pueden padecerse muchos y por supuesto muy variopintos ya que cada persona ese mismo miedo a los coches, la carretera, el viaje, la incertidumbre o lo que a cada persona le resuene,  lo vive de forma muy personalizada y diferenciada y es aquí donde la homeopatía actúa en la vivencia personal de cada persona.  De todas maneras, si te es difícil reconocer tus síntomas con un solo remedio no dudes en consultar con un especialista de la homeopatía, porque el hecho de tomar un remedio que no es el tuyo, hará que no cambie nada y lo difícil de esta técnica es en ocasiones encontrar justo eso el remedio que en una dosis muy alta provocaría los mismos síntomas que tu tienes, y que por el contrario administrado en cantidades muy pequeñas provocará una cascada de reacciones a nivel sub-atómica que será lo que te desaparezcan.

Por Mónica Moreno, naturópata y homeópata en Cos Vital. Máster en homeosineptología, especialista en dietética integrativa. Miembro del equipo docente de Qüestions Vitals.

Written by Mónica Moreno Vila