Como prevenir lesiones musculoesqueléticas en las faenas del hogar

Por Miriam Sanchez Diaz-Reboto, fisioterapeuta de Cos Vital y miembro docente de Qüestions Vitals.

Las faenas cotidianas que hacemos en nuestras casas son muy variadas, y pueden desencadenar problemas a nivel articular, ligamentoso, tendinoso y muscular, ya sea por una mala ejecución o por ser movimientos repetitivos, así que vigila para no lesionarte en el intento.

¿De que faenas estamos hablando, principalmente?

De las propias de la limpieza, las organizativas y las de la cocina. En cada una de ellas tenemos que tener muy en cuenta las posiciones que adoptamos, los materiales y objetos que hacemos servir para llevarlas a cabo.

   

 

 

 

 

 

 

Comencemos por la limpieza:

1.- La limpieza de vidrios y azulejos, implican diferentes alturas, de manera que debemos utilizar escaleras o banquetas que nos permitan acceder a los lugares más altos, para evitar las lesiones.

De esta manera evitaremos sobrecargar los hombros y la musculatura del cuello. También prevendremos tendinopatías y contracturas musculares y, además conseguiremos estabilidad, que nos evitará caídas y el tener que trabajar de puntillas.

2.- Para la limpieza del suelo, tenemos que utilizar escobas, palos de fregar y aspiradores adecuados a nuestra altura, de esta forma evitaremos dolores de espalda por una excesiva inclinación hacia adelante y eludiremos sobrecargar nuestros hombros.

Entre las faenas organizativas, nos encontramos con, recoger la casa, planchar, ir hacer la compra y hacer las camas. Todas estas faenas comportan realizar muchos movimientos repetitivos de flexión del tronco (inclinarse hacia adelante) con pesos que hace falta transportar y colocar en diferentes alturas.

Por lo que para prevenir posibles lesiones de espalda es conveniente pensar en flexionar las rodillas y, de tanto en tanto, hasta realizar pequeños estiramientos. También es importante organizar los elementos a alturas accesibles y, siempre que haga falta, utilizar una escalera.

 

1.- A la hora de planchar se ha de adecuar la altura de la tabla para evitar lesiones de espalda y prevenir tendinopatias en los hombros y codo, tendremos que tener en cuenta el peso, medida y deslizamiento de la plancha. También es aconsejable colocar una banqueta debajo de la tabla, donde colocaremos uno de nuestros pies para relajar la zona lumbar.

2.- En la cocina, hay que vigilar las posibles lesiones en manos, codos y hombros, teniendo en cuenta el peso de las ollas y todo el resto de utensilios y usando siempre cuchillos y tijeras que se adapten a la medida de nuestra mano.

 

 

Y recuerda, si tienes cualquier molestia, dolor o limitación de movimiento, no dudes en consultar con tu fisioterapeuta de confianza, yo estaré encantada de atenderte en Cos Vital.

 

Written by Mónica Moreno Vila