LOS CíCLOS DE LA VIDA DESDE LA MEDICINA TRADICIONAL CHINA

Por Mónica Moreno Vila, naturópata y homeópata en Cos Vital. Máster en homeosineptología, especialista en dietética integrativa. Miembro del equipo docente de Qüestions Vitals.

 

En oriente, desde hace millones de años la acupuntura es la base de la medicina China con muchas otras técnicas más que la engloban como:

La farmacopea

El Shiatsu

La moxibustión

Dietética macrobiótica

Ventosas

Y la más conocida, la Acupuntura

 

Y aunque por supuesto en la sanidad actual acude a la medicina científica y de síntesis también es cierto que dentro de la medicación que los sanitarios recetan está basada en sus remedios y técnicas milenarias. Así que la persona que va al hospital será tratada tanto con un medicamento de laboratorio como con acupuntura como con una pócima herbaria con toda la sabiduría de sus ancestros. Y es que oriente son respetuosos con sus creencias y filosofía de vida.  Su nivel de consciencia y responsabilidad hacia su salud es muy importante y son conocimientos que se aprenden desde edades muy tempranas ya que las rutinas que hay en cualquier hogar van en coherencia son su visión de que el ser humano como ser vivo debe de actuar en concordancia a la estación del año y su edad para ayudar al organismo a todas sus funciones fisiológicas. De hecho en la antigüedad uno iba al médico para que lo mantuviera en salud y en el momento que enfermaba le dejaba de pagar las visitas porque había dejado de estar sano y esta es la función del médico, mantener el estado de salud en buenas condiciones.

Los orientales son muy longevos y es que según ellos el ser humano tiene capacidad de vivir 100 años, pasando cada 10 años por los ciclos de la vida. El objetivo prioritario es conservar el Jing esencial con el que nacemos y como la economía de una casa debe de ser bien administrada para que no gastemos más de lo necesario para nuestro día a día y así tener para nuestro largo trayecto en la vida.

 

Esta es la base más que la energía circule por nuestras 3 partes del cuerpo.

A nivel general estos son lo ciclos de la vida;

A los 10 años, los órganos son firmes y la energía está concentrada en la parte inferior del cuerpo, siendo esta la causa de la necesidad que tienen los niños de moverse y correr.

A los 20 años, la sangre y energía están en crecimiento. Se vive con ligereza y fuerza.

A los 30 años, los 5 órganos están en pleno funcionamiento, la energía y sangre en su forma más pletórica.

A los 40 años los tejidos empiezan a relajarse, la energía y sangre están en equilibrio, hay menos densidad de cabello en la cabeza y se empieza a amar en reposo.

A los 50 años la energía de hígado y vesícula biliar empiezan a debilitarse y la visión disminuye.

A los 60 años la energía de corazón deja de tener tanta fuerza, hay más sueño y menos actividad diaria.

A los 70 años la energía de bazo de debilita y la sangre se deseca.

A los 80 años pierde fuerza la energía de los pulmones, de pierde memoria, el espíritu se nubla y se manifiesta con mala memoria o incoherencias.

A los 90 años la energía de riñón se pierde y el hombre se agota.

A los 100 años la energía es tan escasa, que no es capaz de sujetar al espíritu y este vuela de su cuerpo físico, no volviendo en la última expiración.

 

Hasta llegar a esta última fase el cuerpo va teniendo cambios cíclicos que están acondicionados a las estaciones del año y a los cambios fisiológicos que son variables y también repercuten en los ciclos de la vida en la medicina tradicional china y estos son diferentes entre los hombres y las mujeres.

Los hombres tienen cambios fisiológicos cada 8 años, mientras que las mujeres cada 7 años, esto significa que el ritmo de la mujer es más rápido y su envejecimiento también, los ciclos de la vida se aceleran y mientras la mujer a los 12-14 años ya es mujer con su menstruación los hombre por norma general tienen espermatozoides en su semen hacia los 15-16 años. Y así a medida que va pasando los ciclos de la vida, la mujer tiene cambios fisiológicos  aun ritmo diferente que los hombres.

Eso no es bueno ni malo si la persona mantiene su buen estado de salud, la edad puede hacer que la vitalidad de las primeras décadas no sea la misma pero la salud siempre será proporcional a la responsabilidad que tiene la persona con ella misma en sus hábitos diarios.

Los orientales lo tienen muy integrado y son disciplinados en sus hábitos alimentarios, respetuosos con su ritmo de sueño y vigilia, incorporan cambios en sus rutinas dependiendo de las estaciones del año y son coherentes a los ciclos de vida.

Yo te invito a ello, sé fiel a tu salud, al tiempo que hace, a la edad que tienes para no hacer un gasto excesivo de energía Jing y no quedarte sin tu energía antes de que tu espíritu baile alrededor tuyo cuando tengas 100 años.

 

Si te ha parecido interesante síguenos en www.cosvital.net o bien en las redes sociales, y por supuesto si en algún momento crees que puedo ayudarte en algo en Cos Vital podrás encontrarme.

 

Written by Mónica Moreno Vila