Como llevar las maletas de viaje

 

Por Miriam Sanchez Diaz-Reboto, fisioterapeuta de Cos Vital y miembro docente de Qüestions Vitals.

 

En las próximas fechas, muchos de nosotros vamos a realizar viajes, para reunirnos con nuestros familiares, ya sea en tren, avión o coche.

Y es precisamente por este motivo, que voy a daros unos consejos para evitar hacernos daño con el equipaje.

Siempre que viajamos, es importante conocer como hemos de gestionar el equipaje, y que tipo de maletas, mochilas o bolsas son las más adecuadas para transportar nuestras cosas.

 

También tendremos que tener en cuenta que medio de transporte hemos elegido, para saber que llevaremos y donde lo debemos de colocar, no es lo mismo colocar las cosas en el maletero del coche, que tener que subirlo en el portaequipaje del avión o tren.

Las maletas más adecuadas, son las que tienen cuatro ruedas que se deslizan a nuestro lado a la hora de caminar.

 

En cambio, las de dos ruedas hacen que tengamos que tirar de más peso, cosa que, según la medida, nos podría provocar lesiones por sobre carga, tanto en el hombro como en el codo.

 

También es muy importante, realizar de una manera correcta la maniobra de colocar los bultos, tanto en el maletero como en el compartimento del tren o avión. Todas son acciones que suponen cargar y elevar pesos en diferentes alturas, que nos pueden provocar sobrecargas o dolores a nivel de la espalda y hombros.

Para evitar lesiones a la hora de levantar maletas del suelo, lo haremos teniéndolas lo mas cerca posible de nuestro cuerpo, flexionando siempre las rodillas y mantener una obertura de los brazos que no superen los 35º.

 

Si tenemos que dejar las maletas por encima de nuestros hombros o cabeza, tendremos que considerar el tamaño y el peso de la maleta. Si hace falta le pedimos ayuda a alguien para evitar lesiones agudas en los hombros, cervicales o zona lumbar.

 

Si llevamos mochila, es importante que la medida sea la adecuada para que se acople completamente y correctamente a nuestra espalda.

Y que las correas se adapten bien sobre la zona anterior de nuestros hombros. También nos la abrocharemos a la cintura para evitar movimientos innecesarios, que podrían causarnos dolor en los hombros y en la espalda. La longitud correcta de las correas evitara que cuando nos carguemos o nos quitemos la mochila nos hagamos daño rotando excesivamente el cuello o los hombros.

Espero que estos consejos sean de utilidad para todos, y evitar tener que buscar un fisioterapeuta cuando lleguemos a nuestro destino.

 

Os deseo unas Felices Fiestas y un muy buen viaje.

Written by Mónica Moreno Vila