Por Mariona Domènech fisioterapeuta de Cos Vital.

La vuelta a la rutina del trabajo después de las vacaciones es un momento duro para cualquiera, y más cuando ese retorno a la oficina vuelve acompañado de esos dolores cervicales que dejaste atrás durante esos días de descanso.

 

La mala posición, la postura mantenida durante horas, la falta de tono muscular adecuado, junto con el estrés, producen el clima perfecto para la aparición de dolores cervicales, cefaleas, vértigos incluso hormigueo en las manos.

¿Sabías que mantener una inclinación de cabeza hacia delante unos 30 grados provoca que el cuello deba soportar un peso de unos 18 kilos? Una inclinación de 45 grados los convierte en 22 kg, y una inclinación máxima de 60 grados (la postura habitual al utilizar móviles o portátiles) en 27 kilos, es decir ¡5 veces más de lo que pesa una cabeza media!

 Da que pensar ¿verdad?

Pues ahí van unos consejos para corregir y evitar esos dolores:

POSICIÓN

Una correcta posición es imprescindible para evitar dolores cervicales en posturas mantenidas como ocurre en la oficina.

  • Pantalla del ordenador a la altura de la cabeza, eleva la pantalla o sube/baja tu asiento.
  • Tus rodillas han de estar a la altura de las caderas para evitar problemas vasculares en las piernas, puedes colocar cualquier cosa como reposapiés.
  • Los antebrazos han de estar siempre apoyados en la mesa, evita la sobrecarga en hombros y cervicales poniendo la silla a una altura adecuada.
  • Lumbares recogidas con una almohada o silla ergonómica. La comodidad ayudará que no adquieras posturas inadecuadas.

EJERCICIOS

Lo mejor para descongestionar y relajar los músculos es moverlos para evitar que se sobrecarguen.

  • Levántate mínimo cada 2h, sal a buscar agua, date una pequeña vuelta, caminar un poco para activarte tú y tu circulación. Puedes ponerte una alarma en el móvil para no olvidarte.
  • Hacer círculos con los hombros hacia atrás, puedes hacerlo las veces que quieras en cuanto te veas cargado.
  • Rota el tronco para un lado y para el otro.
  • Haz círculos con la cabeza muy poco a poco 3 veces, luego repítelo hacia el otro lado.

ESTIRAMIENTOS

Hazlos junto a los ejercicios, aliviarán las articulaciones y descongestionarán los músculos.

Si de todas maneras se mantienen las molestias ves a un especialista para que te valore y trate según tus necesidades.

A mi puedes encontrarme en Cos Vital, donde estaré encantada de poder ayudarte.

 

 

Written by Mónica Moreno Vila