Por Susana Bou, esteticista integrativa en Cos Vital.

 

Es frecuente mezclar los términos de piel seca y deshidratada pero no tienen nada que ver una con otra. Te explico de forma sencilla como poderlas diferenciar.

Una piel seca tiene el campo hidro-lipídico (agua-grasa) no equilibrado teniendo falta de grasa en ella. Tiene sensación de calor, picor y descamación en determinadas zonas de la cara, esta piel se enfrenta a la falta de agua y de grasa por lo que la dejan desprotegida. Para lograr que la piel seca se mantenga hidratada y con buen aspecto es necesario poner en práctica una serie de cuidados concretos.  Debemos saber también que requiere una hidratación profunda para mantener su luminosidad y elasticidad, además los factores externos como el sol, viento, contaminación que le afectan de manera que hace que la piel se vuelva más áspera e incluso la formación de arrugas prematuras.  AQUÍ LA PIEL TE PIDE NUTRIRLA  (aporte de grasa).

Una piel deshidratada suele tener un problema temporal que puede afectar a todos los tipos de piel haciendo que se vuelva rugosa, tirante e incómoda, y en casos más extremos, que se descame,  pero es solo que la piel le falta agua.

Hay que beber mucha agua, escoger los productos adecuados para la piel, los detergentes son muy agresivos, por lo que hay  que utilizar leches, cremas, bálsamos o incluso aceites. Hay que evitar ambientes demasiados calurosos y cerrados. AQUÍ LA PIEL TE PIDE AGUA.

Algunas personas nacen con piel seca, pero con la edad se va modificando, en la adolescencia se vuelve más grasa y con la madurez vuelve a su condición seca cuando las glándulas sebáceas pierden su función.

Si en algún momento notas un cambio de piel en la que se vuelve seca de repente y ligeramente apergaminada hay que valorar si has tenido un cambio de ambiente, alguna actividad diferente (piscina, uso de jabones o geles más agresivos) o un mal uso de productos cosméticos que te lo hayan provocado.

Con un buen tratamiento de hidratación donde aportes más cantidad de agua volverás a conseguir  que tu piel vuelva a su equilibrio natural y se vea luminosa.

 

Para cualquier aclaración ven a Cos Vital ya que tenemos la solución más adecuada para tí.

Te asesoraré con lo que necesitas.

 

Por Susana Bou, esteticista integrativa de Cos Vital.

Written by Mónica Moreno Vila