EL ESPECIAL BIENESTAR QUE NOS APORTA EL MAR

Por Mónica Moreno, naturópata y homeópata en Cos Vital. Máster en homeosineptología, especialista en dietética integrativa. Miembro del equipo docente de Qüestions Vitals.
Llegados estos días muchas somos las personas que escogemos pasar nuestro descanso laboral al lado de la playa. Por supuesto son diferentes los motivos para tomar la decisión y aunque el punto en común sea que nos gusta la playa, ¿que hay detrás de esta razón más que evidente?
¿Porque hay momentos que necesitamos ir a la orilla de la playa a pasear sabiendo que nos va a reponer de energía? Nos va hacer estar mejor?
Muy sencillo, hay dos COSAS INCREÍBLES QUE NOS APORTA EL MAR.
1- Es uno de los mayores RESERVORIOS DE MINERALES que el planeta tiene.
2- Nos aportan IONES NEGATIVOS.
EL MAR ES UNA GRAN FUENTE DE MINERALES Y OLIGOELEMENTOS
No podemos olvidarnos que LA VIDA del planeta empieza en el mar, donde la sopa de minerales y condiciones específicas ayudaron a que se reorganizaran con la características idóneas para empezar a bombear vida.
Y es que estos minerales son elementos puros que pertenecen a la tabla periódica de los elementos que terminan siendo parte de toda materia existente en la tierra.
 
 El agua de mar tiene una composición muy parecida a la del PLASMA DE LA SANGRE.
También es una fuente importante de ALCALINIDAD, algo que necesita hoy en día un % muy importante de personas, para no entrar en un terreno donde predomine las enfermedades degenerativas.
El agua del mar nos aporta minerales y oligoelementos catalizadores de billones de reacciones bioquímicas del organismo. La carencia de estos minerales por una nutrición deficitaria de ellas o la eliminación excesiva de estos, conlleva a tener muchas alteraciones que terminan en enfermedades y/o alteraciones que pueden ser muy sencillas solucionar.
Con lo que tomar agua de mar, estar en exposición con ella con los baños en la playa o bien los tratamientos de SPA de agua marina nos hará que el organismo se beneficie de un sustento extremadamente frágil pero imprescindible haciendo que nuestra salud más primaria (bioquímica) esté equilibrada y tenga todos los elementos necesarios para que por el mismo pueda mantener su estado de HOMEOTASIS impecable.
Por otro lado y no menos importante es la APORTACIÓN DE IONES NEGATIVOS que aunque la nomenclatura de negativo nos parece malo en este caso no lo es para nada, si todo lo contrario.
Los IONES NEGATIVOS dan electrones sueltos al medio, con lo que EQUILIBRARÁN a los iones descompensados por la falta de electrones siendo en este caso RADICALES LIBRES. Dicho esto de forma más sencilla, la exposición a la BRUMA DEL MAR (esta nube de agua que revolotea encima de la mar, o fuentes de agua) hace de ANTIOXIDANTE NATURAL ya que equilibra los átomos descompensados, causa importante de gran cantidad de enfermedades degenerativas, cáncer y estados de falta de energía extrema no proporcionales a la situación.
Dicho esto hay que ver al mar como un gran aliado para nuestra salud a nivel bioquímico y atómico, consiguiendo con su ingesta o exposición un alivio, mejora incluso la solución de innumerables alteraciones como pueden ser:
  • Dermatitis.
  • Eczemas.
  • Alergias.
  • Contracturas.
  • Dolores musculares y generales.
  • Fibromialgias.
  • Rampas.
  • Cefaleas y migrañas.
  • Inflamaciones crónicas.
  • Inmunodeficiencias.
  • Infecciones de repetición.
  • Exceso de sudoración.
  • Fatiga crónica, agotamientos extremos.
  • Hipotiroidismo.
  • Lento funcionamiento orgánico.
  • Mal metabolismo.
  • Obesidad.
  • Depresión, astenia generalizada.
  • Fragilidad capilar, de uñas y de huesos.
  • Osteopenia.
  • Todos las problemáticas degenerativas derivadas del terreno ácido; cáncer, inmunodepresión, osteoporosis, y un sin fin de alteraciones.
Como ves, si que es verdad que la mar nos hace aliviar el calor intenso del verano, nos entretiene, nos gusta, pero en todo ello hay mucho más escondido que hace seamos afines e incondicionales y es que en SILENCIO MUY PROBABLEMENTE nos está COMPENSANDO ALGUNA CARENCIA que hace que la necesitemos, escúchate, y hacércate a la orilla, deja que la bruma, las olas te rodeen, no tengas miedo de tragar, que limpie tus orificios, que te impregne, porque LA MAR NOS DA LA VIDA.
Por Mónica Moreno, naturópata y homeópata en Cos Vital. Máster en homeosineptología, especialista en dietética integrativa. Miembro del equipo docente de Qüestions Vitals.
Written by Mónica Moreno Vila