agosto 17, 2018 LOGOPEDIA No hay comentarios

El trastorno del espectro autista, conocido también como TEA, es un trastorno del neurodesarrollo. Se caracteriza por alteraciones persistentes en la comunicación e interacción social, así como por la presencia de comportamientos, intereses o actividades restrictivas y repetitivas.

Por Estefanía Silgado, Logopeda en Cos Vital.

Suele manifestarse antes de los tres años de vida, dura toda la vida y afecta al desempeño de esta.Es más frecuente en niños que en niñas.

Actualmente, no se conocen con exactitud las causas, ni existen medios efectivos para prevenir el trastorno.

Pero, las investigaciones indican que una intervención psicoeducativa adecuada, que contemple al niño/a, a su entorno y se de lo más temprano posible, puede provocar mejoras significativas para muchos niño/as pequeños con trastornos del espectro del autismo.
Los síntomas en una persona con TEA pueden variar y es muy importante tener en cuenta que cada individuo deberá tener un tratamiento acorde de sus necesidades.

Ahora hablaremos de la importancia del diagnóstico diferencial del autismo.

¿Sabéis por qué de esta importancia diferencial?Pues si no lo sabéis, ahora mismo vamos a descubrirlo.

La heterogeneidad de síntomas, que más problemas da al diagnóstico del autismo, procede del hecho de que este trastorno comparte características esenciales con otras alteraciones infantiles.

El autismo puede diferenciarse de 7 características diagnósticas que vamos a describir a continuación.

  1. TRASTORNO DESINTEGRATIVO INFANTIL:
    Su manifestación suele ser a partir de los 3-4 años con un aparente desarrollo normal. Se observa un período de irritabilidad, inquietud, ansiedad y una relativa hiperactividad, periodo al que sigue la pérdida del habla y el lenguaje de las habilidades sociales, alteraciones de las relaciones personales. Pérdida de interés por los objetos e instauración de estereotipias y manierismos.    
  1. ESQUIZOFRENIA INFANTIL:
    Se caracteriza y se diferencia del autismo en que es de inicio más tardío, después de los 5 años, con presencia de historia familiar de psicosis, delirios, alucinaciones, déficits psicomotrices y pobre salud física.
  2. RETRASO MENTAL:
    La característica común entre autistas y niños mentalmente retrasados es la capacidad intelectual. Los niños autistas presentan un déficit de la capacidad intelectual, sin embargo, los niños con retraso mental conservan su capacidad de interacción social y de comunicación siendo incluso mejor que la de los niños normales.
  3. DISFASIA EVOLUTIVA:
    Retraso en la adquisición del lenguaje y la articulación. Los niños difásicos comparten con los autistas diversas características con la adquisición del lenguaje como ecolalia, inversión pronominal, déficit de secuenciación y en la comprensión del significado de las palabras.
  4. SÍNDROME DE RETT:
    Tanto en el Síndrome de Rett como en el autismo hay una pérdida del habla y del contacto con las personas, pero existen diferencias claras.
  5. SÍNDROME DE ASPERGER:
    Tanto el autismo como el síndrome de Asperger presentan déficits cualitativos comparables. No está demostrado hasta qué punto es una entidad distinta del autismo o un subtipo de autismo.    
  6. PRIVACIÓN AMBIENTAL:
    Es un agente causante de problemas y déficit en el desarrollo infantil. La privación maternal, el abandono, los abusos y malos tratos pueden provocar efectos negativos en el desarrollo infantil.

Para terminar, decir que, la palabra Autismo es una de las más buscadas en redes, así que, si te encuentras delante de una situación como esta tan confusa, no dudes en ponerte en contacto con nosotros, estaremos encantados de atenderte.

Estefanía Silgado, logopeda en Cos Vital.

 

Written by Mónica Moreno Vila