Pierdo altura con el paso de los años.

 

Por Marilú Ribera, Osteopata en Cos Vital y docente en la escuela Qüestions Vitals.

 

Desde que nacemos nuestro cuerpo esta en constante evolución. Los primeros años de nuestra vida nos dedicamos a desarrollamos, en todos los sentidos, y se asocia la llegada de la pubertad con haber alcanzado nuestra altura máxima.

 

Entonces, cuándo es que empezamos a perder altura? Y cuantos centímetros vamos a encoger? Pues resulta que no hay respuesta exacta, depende principalmente de la genética de cada uno, algunas personas, en su madurez, pueden perder 2 ó 3 cm y otras muchos mas.

 

La principal causa de esta pérdida de cm a lo largo, y no a lo ancho que es lo que casi tod@s quisiéramos, es que disminuye el espacio intervertebral; las vértebras son los huesos que forman nuestra columna y entre cada una de ellas hay un espacio ocupado por los discos intervertebrales.

Estos discos están formados por un anillo fibroso, que básicamente son fibras de colágeno, y un núcleo pulposo en cuya composición encontramos que aproximadamente el  80% es agua.

Tenemos 24 vértebra, separadas por 23 de estos discos amortiguadores que con el paso del tiempo se van comprimiendo y deshidratando, esto hace que nuestra columna vertebral disminuya su altura.

Podemos prevenir o ralentizar este proceso? Como ya he dicho es algo que depende básicamente de los genes que nos han tocado en gracia, pero sobre esta base genética tenemos un margen de acción con nuestro estilo de vida, importante sobre todo para retrasarlo:

 

1.- Bebe la adecuada cantidad de agua diaria

Si el cuerpo se deshidrata, los discos también. El agua es esencial para la salud óptima del fibrocartílago de los discos intervertebrales. La deshidratación hace que sea difícil que el fibrocartílago recupere su forma natural y funcione adecuadamente.

 

2.- Mantén un peso adecuado

La columna vertebral soporta el peso cuando se está erguido. Por lo tanto, es normal que en las personas con sobrepeso, la columna tenga que soportar mas presión. Trata de mantener tu peso en un límite adecuado de acuerdo a tu estatura.

 

3.- Mantén una dieta rica en calcio y alcalinizante

El calcio es el componente básico de los huesos. También es importante para la salud óptima del cartílago. Consumir calcio fortalece los discos intervertebrales y los fibrocartílagos.

Si el pH del cuerpo se vuelve ácido, muchas sustancias alcalinas, incluyendo el calcio, tienden a neutralizar el exceso de ácido. Por lo tanto, los huesos y cartílagos pierden calcio, lo que causa que se sequen.

  • Entre los alimentos ricos en calcio se encuentran las leches de frutos secos, las nueces, las semillas, los vegetales verdes como el brócoli, las hojas verdes y los brotes.

 

4.- Haz ejercicio con regularidad

  • Fortalecer los músculos de la espalda mejora la capacidad para soportar peso.
  • Incrementa la flexibilidad de la columna vertebral.
  • Al fortalecer los músculos del vientre, piernas y brazos, el peso se distribuye de manera equitativa y reduce la tensión en la espalda.
  • La pérdida de hueso relacionada a la edad se minimiza de manera significativa y, como consecuencia, la columna vertebral se fortalece y puede resistir la presión

 

5.- Duerme 7 u 8 horas diarias

Al estar de pie, o sentados, la columna vertebral sostiene el peso, pero al dormir, el peso en la columna vertebral desaparece y es en este momento que el disco aprovecha para rehidratarse y recuperar la pérdida de agua que sufre diariamente.

 

Por Marilú Ribera, Osteopata en Cos Vital y docente en la escuela Qüestions Vitals.

 

Written by Mónica Moreno Vila