FLORES DE BACH COMO HERRAMIENTA DE AUTOCONOCIMIENTO Y SUPERACIÓN PERSONAL

 

Por Ana Moreno, Reflexologa, Reflexóloga Holística, Terapeuta Floral, forma parte del equipo multidisciplinar de COSVITAL. Docente en QÜESTIONS VITALS en Reflexología podal Holística, Flores de Bach y Aromaterapia.

 

Muchos de vosotr@s ya conocéis las Flores de Bach. Son esas gotitas “mágicas” que nos hacen ver la vida de otra manera. Así es como las describen muchos de mis pacientes/clientes, porque les libera de esas emociones negativas que les impide avanzar con alegría por la vida; pero… ¿todo el éxito es de las Flores de Bach?, lo cierto es que no, el éxito de un proceso terapéutico es del paciente, las esencias son un ayudante y el terapeuta un mero acompañante. Os explico en que consiste la Terapia Floral:

 

Las Flores de Bach es una terapia energética capaz de regular desequilibrios emocionales, que mantenidos en el tiempo, dan lugar a diferentes enfermedades emocionales, psíquicas y/o físicas. Está dirigida a personas adultas, niños y animales, sin contraindicaciones y totalmente compatibles con otros tratamientos, así como complemento a otras terapias naturales (Reflexología, Quiromasaje, Acupuntura…).

 

Hay dos formas de actuación en un proceso terapéutico: de forma consciente o de forma inconsciente, es decir, la terapia con niños de corta edad y con animales es una terapia inconsciente ya que ellos no tienen poder de raciocinio para entender ni cambiar su forma de sentir, por lo tanto la problemática es explicada por un tercero al terapeuta y es éste el que decide que flores regulará la situación, por ejemplo: niño de dos años que tiene pesadillas constantes que le impiden descansar.

 

Por otro lado está la actuación terapéutica consciente, en esta opción el terapeuta acompaña al paciente/cliente en la toma de conciencia de la situación con objetividad, analizan juntos la situación e intentan averiguar cuál es el motivo que le ha llevado hasta ella. El terapeuta floral explicará las cualidades de las flores elegidas para la persona y situación, haciendo que el paciente llegue a sus propias conclusiones, para que sea consciente y pueda tomar las decisiones necesarias para cambiar las cosas, es decir, se utilizará la terapia floral como herramienta de autoconocimiento dentro de un proceso de superación personal.

 

Nuestras emociones y pensamientos tienen un efecto profundo en nuestra salud, en la forma de relacionarnos con los demás y con nosotros mismos, en la forma de enfrentarnos a las dificultades del día a día, en nuestros hábitos, en definitiva en nuestro actuar, porque rigen cada una de nuestras elecciones, desde las aparentemente insignificantes hasta las más trascendentales que nos cambian por completo la vida.

 

Cualquier situación que, a priori, no sabemos solucionar, nos genera un conflicto interno, que podemos llegar a sentir como agobio, rabia, frustración, baja autoestima, culpa, estrés…

 

La mayoría de nosotros no somos conscientes de nuestras emociones ni de nuestros patrones de conducta, ya sea por falta de tiempo o de hábito; la Terapia Floral te ayuda a hacer un viaje hacia el interior, nos ayuda a identificar qué es lo que realmente estamos sintiendo, bajo qué parámetro hemos actuado, porqué o para qué reaccionamos así, porqué repito patrones y no aprendo nada…

 

El autoconocimiento y aprender a gestionar nuestras emociones es algo fundamental para todos, para ello el Dr. Bach, creo una terapia maravillosa, 38 flores de las cuales unas son de base de personalidad (es decir, la persona se ve reflejada en ella) y otras son circunstanciales (corresponden a situaciones en las que la persona se puede encontrar de forma puntual). Dichas esencias nos acompañaran en el camino de crecimiento personal, nos ayudaran a entender de dónde vengo y hacia dónde puedo ir sin miedos, a romper creencias invalidantes y a entender a nuestro entorno.

 

La terapia floral del Dr. Bach es de las más profundas, bonitas y sencillas que conozco, por ello me acompañan en consulta y realizo formaciones de las cuales yo sigo aprendiendo.

 

¿Me dejas acompañarte en tu viaje hacia el interior?

 

Written by Mónica Moreno Vila