COMO TE PUEDE AYUDAR LA FISIOTERAPIA EN EL EMBARAZO

 

Por Miriam Sanchez Diaz-Reboto, fisioterapeuta de Cos Vital y miembro docente de Qüestions Vitals.

 

En estos días se habla de un nuevo Baby Boom gracias al confinamiento, como ya sucedió cuando la selección española de fútbol ganó el mundial, o la Eurocopa, o como sucedió en New York en su gran apagón del 1977.

 

La fisioterapia te puede ayudar mucho durante el embarazo y después del parto. Sobre todo, que el fisioterapeuta esté especializado en esta área de trabajo.

Para disfrutar de un buen embarazo es aconsejable asistir a clases de preparación al parto, donde te enseñarán ejercicios de pelvis, estiramientos, posturas de dilatación, técnicas de relajación, prevenir y preparar tu suelo pélvico para el parto.

Hay que ejercitar el suelo pélvico y realizar masaje perineal a partir de la semana 34 para minimizar las lesiones del perineo y las derivadas del parto.

Hay que mantenerse activa, de esta forma mejorarás la circulación sanguínea, la movilidad articular y la postura corporal.

 

Duerme sobre el lado izquierdo, ya que mejora la circulación hacia el corazón y permite un mejor riego sanguíneo del feto, el útero y los riñones. Pero no te agobies por si, al moverte durante la noche puedes acabar boca arriba o del lado derecho.

Haz servir de soporte los cojines de lactancia, para favorecer el descanso.

 

Durante la cuarentena no realices esfuerzos ni cargues pesos, no estés durante mucho rato de pie.

Pasada la cuarentena la fisioterapia te ayuda a recuperar la figura, la funcionalidad del abdomen y del suelo pélvico.

 

Ves a un fisioterapeuta especializado, en embarazo y suelo pélvico, si después del parto, tienes episodios de incontinencia urinaria, fecal o de gases, estreñimiento, dolor o algún tipo de disfunción sexual. Te podrá realizar un plan de trabajo específico para la problemática que tengas.

Si no tienes ninguno de los síntomas anteriores el fisioterapeuta te ayudará a fortalecer los músculos del abdomen y suelo pélvico, y adoptar hábitos saludables para evitar futuros problemas.

 

Coloca la cuna, la bañera, el cochecito de paseo, el cambiador … a una adecuada altura, para evitar posturas forzadas y sobre esfuerzos.

Durante la lactancia adopta una postura recta, haz servir cojines auxiliares para no sostener todo el peso del bebé.

 

Consulta a tu fisioterapeuta antes de ponerte a realizar ejercicio, él/ella te dirá que ejercicios puedes realizar y cual es el mejor momento para poder hacerlos.

Evita los abdominales que puedan dañar tu suelo pélvico, hay diferente métodos y técnicas para tonificar tu abdomen y tu perineo de manera saludable y efectiva.

 

Por Miriam Sanchez Diaz-Reboto, fisioterapeuta de Cos Vital y miembro docente de Qüestions Vitals.

 

 

Written by Mónica Moreno Vila