noviembre 17, 2017 LOGOPEDIA No hay comentarios

EL DENTISTA DICE QUE MI HIJO NO TRAGA BIEN…” o “QUIERO PONERLE APARATOS A MI HIJO Y NO PUEDE POR AHORA PORQUE TIENE UN MAL HÁBITO LINGUAL ADQUIRIDO…” es una pregunta muy habitual con la que vienen los padres derivados del dentista al logopeda.

Por Estefania Silgado Logopeda en Cos Vital y responsable del área de Juguem amb Cap de Qüestions Vitals.

 

¿QUÉ ESTÁ OCURRIENDO? 

La deglución es un proceso en el cual se preparan los alimentos y se llevan desde la boca hasta el estómago, gracias a la coordinación de movimientos voluntarios e involuntarios.

Este proceso consta de cuatro fases:

  • Preparatoria Oral: el alimento que se introduce es triturado mediante el proceso de masticación, se mezcla con la saliva y se transforma en un bolo (masa compacta).
  • Oral: la punta de la lengua se eleva situándose en las rugosidades palatinas, sin contactar con los incisivos superiores y los bordes de la lengua contactan con el paladar duro. Una vez hay esta posición se produce un movimiento ondulatorio anterior-posterior de la lengua.
  • Faríngeo: el bolo construido anteriormente llega a la faringe y de aquí hacía el esófago.
  • Esofágica: el bolo alimenticio del esófago va hasta el estómago por el acto de ciertos movimientos.

Pero no siempre este proceso deglutorio se produce correctamente, sino que a veces hay en un fallo en ese mismo proceso, que es debido al movimiento erróneo de frontalización que realiza la lengua al deglutir y va más allá de los cuatro años. Se conoce como deglución atípica o deglución con interposición lingual.

    Signos clínicos:

  • Posición frontal de la lengua desde la fase oral.
  • La contracción excesiva de los labios.
  • El escape de alimentos durante la ingesta.
  • Falta de contracción de los maseteros durante la fase oral.
  • Contracción del mentón como intento de producir un buen sellado.
  • Movimientos del cuello asociados a la mala masticación.
  • Se producen ruidos al tragar.
  • Mantenimiento de residuos después de haber acabado la deglución.

 

   Factores de riesgo que pueden ocasionar la deglución atípica:

  • Uso de biberón en edades inapropiadas.
  • Alimentos triturados más allá de la edad adecuada.
  • Succión digital.
  • Respirador bucal.

Además, el hecho de realizar este acto incorrecto a largo tiempo y en cada deglución, llega a producir deformidades anatómicas a nivel de cavidad bucal, por la presión realizada con la lengua como:

Mordida anterior              

                                                  

Mordida lateral          

                                                                                            

   Mordida cruzada posterior

                            

Por ello, es necesario que se detecte de forma temprana ya que así, se evitará la aparición de posibles deformidades o problemas articulatorios que impidan una comunicación adecuada.
Requiere de un tratamiento, realizado por un logopeda, que será quién explore, valore, y lleve a cabo la reeducación.
Este tratamiento se basa mediante terapia miofuncional (prevenir, valorar, diagnosticar y corregir las disfunciones) y los puntos a tratar son:

  1. Reeducar patrones: musculares, de respiración y corporales.
  2. Eliminar malos hábitos e instaurar nuevos comportamientos.

Una vez todos estos puntos estén trabajados y adquiridos de forma correcta, se podrá decir que la forma de deglutir es la adecuada.

 

Si tienes la duda de que tu hijo pueda tener alguna de estas situaciones, el dentista puede valorarlo y con mi ayuda trabajaremos en equipo y le pondremos remedio. Para ello estaré encantada de asesorarte en caso de que lo necesites. Pregunta por mi en Cos Vital.

 

Estefania Silgado Logopeda en Cos Vital y responsable del área de Juguem amb Cap de Qüestions Vitals.

 

Written by Mónica Moreno Vila