Por Ruth Moreno, terapeuta sistémica en Cos Vital, especialista en medicina Ayurveda. Miembro del equipo docente de Qüestions Vitals.

A pocas semanas de la llegada del sol y el buen tiempo y la primavera, sabes que hacer para mantenerte san@, tonificado@ y con buen aspecto y liger@?

Primero, no te agobies porque pienses que llegas tarde, y piensa que todo empieza con un primer paso. Si te parece puedo darte unas cuantas pautas que puedes incorporar a tu rutina diaria, pero no creas que es tan difícil, tan solo es poner conciencia sobre todo al principio, ya que todo es un aprendizaje y una vez integrado acaba formando parte de tu día a día sin darte cuenta.

Yo digo que esto es igual que cuando nuestros padres nos enseñaban unas pautas básicas para la higiene diaria como cuando íbamos al cole; como lavar las manos, los dientes, la cara… has dejado de hacer alguna de ellas? Seguramente no porque ahora es una pauta natural que tenemos integrada, igual también podrían formar parte de tí estos consejos que espero te ayuden a sentirte mejor 😉

Ahora pensemos en los cambios de estado, hinchazón, peso, pesadez en general… seguramente durante estos últimos meses hemos acumulado kilos o nos sentimos más hinchados, pues eso tiene una explicación, y es porque como animales que somos aunque evolucionados… jeje, seguimos teniendo la mismas necesidades que el resto, vamos lo que se denomina hibernar, y eso nos repercute en el acúmulo de calorías o sea energía que nos tiene que proteger durante el invierno, así que es en primavera cuando necesitamos desprendernos de esa incomoda capa de grasa o toxinas que se nos acumula año tras año con el propósito de protegernos durante el frío.

Que te parece si empezamos por el sueño? Para mí es muy importante el dormir bien, es que yo soy muy dormilona!!! Jejeje. Como podemos enfretarnos a las tareas diarias si no estamos descansados????… pues no se llevan igual al no tener ni fuerzas ni ánimos, primero hay que pensar que cada uno tiene una necesidad biológica y no pueden ser pautas estandarizadas, por eso no hay nadie mejor que tú para saber si el tiempo o la manera de dormir es buena y suficiente, así que lo dicho, ponle atención y ve a dormir lo suficientemente pronto como para que el sueño o agotamiento no te limite durante el día y así puedes tanto física como emocionalmente hacerte cargo de los cambios que quieras realizar.

Seguimos con la alimentación, seguramente más de un@ pensará… aaalaaa otra con esta matraca… pues sí, hay que pensar que el alimento es el que nutre nuestro cuerpo y que de él depende nuestra energía diaria y nuestro estado emocional, así que vamos a pensar por un momento que es lo que comemos, si es natural, cocinado en casa, procesado, edulcorado o incluso sazonado por potenciadores del sabor o estimulantes, porque eso es con lo que el cuerpo se regenera, mantiene y repara y dependiendo de la calidad de nuestra alimentación así será la calidad de de nuestro estado en general.

Principalmente vamos a prestarle atención a nuestra circulación VENOSA y LINFÁTICA ya que son las responsables del transporte de sustancias, la venosa del alimento, y encargado de llevar los nutrientes a nuestras células, y la linfática de los residuos. Si la circulación está pesada, estancada o atrofiada, no puede haber una buena  nutrición, oxigenación y regeneración de las células así que habrá atrofia muscular  y estancamiento adiposa, generando cada vez más retención y esta a su vez mas mala circulación por la presión que ejercen los tejidos de alrededor provocando un bucle constante de retención y mala circulación. 

 

Así que manos a la obra y vamos a hablar de unas pocas pautas que podemos seguir para paliar los efectos no deseados de esas toxinas, que en la estación que está por llegar ya no necesitamos!!!

Para ello se recomienda hacer ejercicio diariamente, no es necesario trasladarte a un gimnasio ni dedicarle mucho tiempo, sino que es suficiente con mantener los tejidos vivos, o sea (en movimiento), tal como caminar en vez de ir en coche en recorridos cortos, subir las escaleras en vez del ascensor tres o cuatro veces al día, hacer las tareas domésticas quizá con música algo movida para incitar a bailar… por ejemplo… esta última es cosa mía… jajaja.

También es recomendable ayudar al organismo a eliminar esas toxinas que he comentado anteriormente con infusiones o concentrados de hierbas, tales como:

Cola de Caballo; evita que las arterias se endurezcan y se acumulen líquidos en ellas.

Rabos de Cereza; es depurador del sistema linfático, refrescante, astringente y drenante. Se  recomienda también para la artritis y la gota.

Romero: por su efecto tonificador, reduce las varices y además evita los dolores de cabeza derivados de la hipertensión.

Ginkgo: es vasodilatador y estimulante de la circulación.

Ciprés; favorece los problemas de varices y venas, gracias a que posee alcohol y alcanfor.

Diente de león; trata las varices y arañas vasculares por su efecto calmante y diurético.

También puedes ayudar a movilizar esa retención, con PRESOTERAPIA, un sistema masaje por bombeo que se ejerce con bombas de aire que drena y deshincha desde el primer momento, moviendo las toxinas que llevándolas al torrente linfático son eliminadas por la orina.

Si ves que aun así, hay algo que se te escapa y no consigues los resultados que esperas o crees que necesitas algo más como; estimular externamente, calmar tanto la musculatura como la circulación de forma directa o tienes celulitis que afea los tejidos o grasa que atrofia la circulación ya sea en piernas o cualquier otra parte del cuerpo, no dudes en ponerte en contacto conmigo y estaré encantada de ayudarte y/aconsejarte que es lo que mejor te conviene para esa zona que tanto te molesta.

Por Ruth Moreno, terapeuta sistémica en Cos Vital, especialista en medicina Ayurveda. Miembro del equipo docente de Qüestions Vitals.

 

 

 

 

Written by Mónica Moreno Vila