Consejos para prevenir el mal olor de pies.

Por Marina Dana, podóloga en Cos Vital.

La bromhidrosis o el mal olor de los pies tiene un gran impacto en nuestra vida laboral, social y privada. No tiene porque estar asociado a una falta de higiene pero si a la hiperhidrosis (exceso de sudoración).

Lo pueden sufrir tanto hombres como mujeres, esto pasa cuando comienzan a funcionar nuestras glándulas aprocrinas (a partir de los 15 años). Hay una estrecha relación con la diabetes, enfermedades tiroideas y alteraciones en las glándulas suprarrenales, fumadores.
 
¿Conoces las causas del mal olor?
La bromhidrosis puede ocurrir cuando las bacterias degradan la queratina que ha sido ablandada por el sudor ecrino produciendo una descomposición de amonio y ácido graso. Puede ser el resultado de la ingestión de alimentos (ej., ajo cebolla, alcohol), fármacos (ej. Penicilina, antidepresivos), estrés y ansiedad, falta de higiene, cambios hormonales, alteración glándulas aprocrinas, calzado y/o calcetines inadecuados o por infecciones en la piel.


¿Cómo lo puedo prevenir?
CALZADO:
Fabricados con materiales naturales (piel o fibras naturales)
El calzado debe ser cómodo y ligero, no tiene que ir comprimido.
Utilizar calzado deportivo sólo para el deporte.
Evitar utilizar el mismo calzado varios días seguidos (evitaremos el crecimiento de las bacterias y la humedad).
El calzado debe estar en áreas bien ventiladas, recomendamos exponerlos unas horas al sol.
Utilizar calcetines de fibras naturales (hilo o algodón), evitar utilizar el uso de zapatos sin calcetines.

HIGIENE:
Puedes usar talco en tus calcetines y zapatos, esto facilitara la absorción de la humedad.
Lávate los pies a diario con jabón antiséptico (ej,. Germisdin) también puedes utilizar una cuchara de bicarbonato de sodio.
Secar muy bien los pies, en especial entre los dedos. Un podotruco en caso de no llegar bien es utilizar un secador de pelo.

Al finalizar el día podemos hacer baños con aceite esencial de lavanda, no solos nos relajara también ayudara a eliminar el mal olor de pies y el exceso de sudor:
1. Poner unas gotas de aceite esencial de lavanda en agua tibia.
2. Sumergir durante 15-20 minutos.

ALIMENTOS QUE NO AYUDAN:
En este apartado está claro que la frase de “somos lo que comemos” se puede ver reflejada en el olor de pies, por increíble que parezca.
Los principales alimentos que causan este problema son los que contienen un alto contenido de moléculas odoríferas (se eliminan a través del sudor):
Grasas saturadas: una dieta alta en carne roja y fritos.
Cebolla y ajo:  al ser digerido se producen gases sulfúricos que se mezclan con la sangre.
Especias: como el curry, comino o picante (entre otros) producen gases sulfúricos.
Azúcar y alcohol: se produce un desajuste en el pH dando lugar a la acidez.
Productos lácteos: cuando se consumen en exceso causaran mal olor, es debido a que contienen una proteína que cuando se descompone crea acidez en el estómago.

*Si a pesar de cumplir con estas recomendaciones, la situación no mejora, es hora de consultar con tu podológo/a de confianza para indicar un tratamiento específico. En algunos casos puede ser debido a una infección por hongos y/o bacterias en los pies, recordamos que una de las patologías más comunes es el pie de atleta o tinea pedis.

Por Marina Dana, podóloga en Cos Vital.

Written by Ruth Moreno Vila