CELULITIS FUERA CON CONSEJOS NATURISTAS, SIN PRISA PERO SIN PAUSA.

Por Mónica Moreno, naturópata, homeópata, acupuntora y especialista en dietética integrativa en Cos Vital, miembro docente en Qüestions Vitals.

Ya no es el momento de lamentarse de la temida celulitis. Su eliminación no es un trabajo de unos días, no nos engañemos. El entenderla para saber que és y porqué la tenemos nos hará ser conscientes de los que debemos hacer y corregir y luego la constancia, la dedicación y el no rendirse hará que para el próximo año tengamos otro aspecto, otras piernas.

 

¡¡¡¡¡Ahhhh si, para el año que viene¡¡¡¡¡¡¡. Pero tienes dos opciones o cerrar el post e ignorarlo y seguir acumulando celulitis a no ser que sea a golpe de bisturí o bien saber que cosas la favorecen e intentar ponerlo difícil.

Bien que sigues??? Pues vamos a ello.

Lo primero es  saber que es, que nos la provoca y que tenemos que evitar, para empezar el trabajo sin prisa y sin pausa para la próxima temporada

 

C-E-L-U-L-I-T-I-S- una pesadilla que se apodera de caderas, muslos, cintura y en ocasiones de brazos.

Explicada brevemente la celulitis son depósitos de DEXTRITUS – TOXINAS en zonas en las que hay por un lado mala circulación, y por otra los tejidos no tiene un buen tono por lo que es fácil que estos depósitos se instauren entre medio de los tejidos creando un aspecto desuniforme y por otro se localizan con mayor énfasis en zonas donde hay mayor número de receptores hormonales estrogénicos como son las caderas.

Pues sí, la celulitis empieza siendo diminutas tóxinas que todo el mundo tiene a kilos y que de forma natural las elimina por procesos metabólicos. Por esta razón mujeres muy jovencitas tienen celulitis, mujeres muy delgadas y sin ápice de grasa ni kilos que le sobren, y aún así tienen una celulitis que en muchas ocasiones es más visible todavía que la persona que pueda tener unos kilos superfluos. 

Hay que ser conscientes que las niñas no tienen celulitis, y no porque algunas no tengan sobrepeso, si no porque su ciclo hormonal todavía no ha empezado a llamarla. Como ya he dicho los receptores hormonales son altavoces de esta toxinas y provocan que se reorganicen y se unifiquen. Las niñas jovencitas cuando su ciclo hormonal empieza a estar activo años antes de menstruar, empiezan a cambiar morfológicamente y sus depósitos de grasas hacen que les cambie su cuerpo de niña al de mujer. Y no sólo el contorno de su cuerpo si no también de la termoregulación del cuerpo y su temperatura.

¿Bien que son las TOXINAS?

Las toxinas o dextritus son las sustancias de desecho que continuamente el cuerpo provoca como producto de los procesos metabólicos. Nuestras células respiran, se alimentan y también tiene el proceso de eliminar sus residuos. A estos desxtritus también le sumamos las células que continuamente se destruyen para dar lugar a las nuevas, más las toxinas derivadas de sustancias que intoxican directamente nuestro cuerpo y de las que SI somos responsables porque estas vienen del exterior, quiere decir que nosotros ingerimos, bebemos o de alguna manera introducimos en el organismo.

Vamos a profundizar en estas toxinas exógenas (del exterior) y de las que tenemos que tomar el papel de evitarlas;

Las de origen alimenticio; el café, las bebidas azucaradas, el alcohol, las grasas saturadas, las salsas y alimentos elaborados con exceso de fritos y rebozados, el exceso de alimentos cárnicos, de alimentación pre-elaborada, cocinada y enlatados. La bollería y excesos de pastas, las chuches, los helados de mala calidad.  

Las de origen iatrogénico; Estas toxinas directas son las que ingerimos procedentes de los medicamentos con sus principios activos y los excipientes de origen de síntesis. El organismo tiene el doble de trabajo de eliminarlos y no es lo mismo el tomarse algo ocasionalmente, a tener que tomar una medicación de larga duración o de manera crónica.

El organismo tiene los procesos de depuración fisiológicos de los que se hacen cargo los emuntorios. Estos son los órganos que intervienen directamente con la limpieza del cuerpo y son el HÍGADO, los PULMONES, los RIÑONES, los INTESTINOS y la PIEL. Estos trabajan todo el día para liberar al cuerpo de toxinas entre otras de sus múltiples funciones. Estos 5 órganos trabajan en equipo y si alguno de ellos está saturado o tiene alguna condición que le provoca que no sea capaz de trabajar al 100%, las toxinas se irán acumulando.

Un acúmulo de situaciones son los aliados que favorecen a la celulitis:

  1. Primero de todo hay exceso de toxinas como ya hemos hablado.
  2. La falta de tono de los tejidos.
  3. La mala circulación de retorno sanguíneo y linfático hará que el peso molecular de estas toxinas sean capaces de bajar por la fuerza de la gravedad, pero el subir les será mas complicado por el enlentecimiento de la circulación, creando depósitos de tóxicos en las zonas con peor circulación.
  4. Las menstruaciones irregulares o las alteraciones ginecológicas, los embarazos o los tratamientos hormonales como pueden ser los anticonceptivos,  harán que los receptores hormonales estrogénicos estén más activos y favorezcan los depósitos de tóxicos liposolubles a su alrededor.

Dichas toxinas se adhieren unas a otras y con el tiempo se cristalizan, haciendo que sea dolorosa y empezando progresivamente a ser visible con el tiempo.

Y como el pez que se muerde la cola, estas acumulaciones de toxinas crean congestión en la zona, impidiendo la buena movilización de los líquidos orgánicos a su alrededor,empeorándola y provocado una situación que favorece a nuevos depósitos.

Ante esta situación   ¿que está en nuestras manos para poder eliminarla y que no se nos acumule más?

Favorecer la eliminación de toxinas y hacer que no se los acumulen más, estimulando los emuntorios y el buen funcionamiento de estos.

     Toma un depurativo hepático o bien un depurativo general.

     El CARDO MARIANO te será una planta que te ayudará a eliminar los tóxicos liposolubles.

     Las ESTIGMAS DE MAÍZ favorecerán el buen estado el sistema linfático que es quien se hace cargo de transportarlas.

2º- Deshacer los nódulos que ya tenemos y hacer que puedan drenarse.

     Elimina por completo los quesos, que son los causantes de muchas de las adherencias de los tóxicos.

     Come PIÑA Y PAPAYA, tienen enzimas proteolíticas que abrirán los nódulos y te ayudarán a que los  nuevos no se adhieran. Cómelas fueras de las comidas para que tengan esta función, si fuera después de  las comidas, tendrán función de ayudar a las digestión de las proteínas, son siendo nuestro objetivo.

     A nivel mecánico hazte masajes, o hazte tratamientos que te ayuden a abrirlos.

     Valora las cremas con algas o mucopolisacáridos.

3º- Mejorar el tono muscular y de los tejidos.

  • Aumenta el ejercicio corporal aeróbico.
  • Come APIO y ESCAROLA un te aportará silicio y es imprescindible para crear fibras de colágeno para  crear un buen entramado del tejido en general.
  • Come CASTAÑAS que te ayudarán a reafirmar los tejidos.

4º- Regular las menstruaciones  y sus ciclos.

  • Primero de todo hay que valorar cual es la disfunción ginecólogica. A nivel general para que estos receptores hormonales no estén hiperreactivos toma ácidos grasos esenciales, quiere decir omega 3/6/9. Para ello come frutos secos y semillas.
  •  Aumenta el consumo de zinc, que encontrarás en alimentos como guisantes y pipas de calabaza.
  •  Habría que valorar si ayudarlo con oligoterapia funcional aportando ZN-CU para estimular las  reacciones bioquímicas.

5º- Mejorar la circulación sanguínea y linfática

  • Estimular la circulación caminando 20 minutos diarios a paso ligero, evitar las fuentes de calor directas  en las extremidades inferiores y el sedentarismo es primordial.
  • Hacer que la calidad de la sangre sea buena y que esté libre de tóxicos es muy importante.

6º-Tener un buen hábito alimenticio diario para lograr un estado de salud lo más libre de toxinas posibles.

  • La correcta alimentación es imprescindible. Beber 8 vasos de agua, comer una vez al día verduras y  hortalizas, no comer fritos ni grasas salsas es la base diaria.
  • Tomar al mínimo medicación.
  • Evitar los cambios bruscos de peso.

 

Y SER CONSTANTES Y PERSEVERANTES

 

Como ves, son muchos factores los que se han de valorar, no imposibles pero si que son factores que están en nuestras vidas diarias. Puede ser difícil tenerlas todas controladas, pero si pensamos que no es solo la celulítis si no nuestro estado de salud el que va a cambiar en general teniéndolo en cuenta, quizás no lo sea tanto si el objetivo somos nosotros mismos.

 

Así que te anímo a que apuestes por ti. CUÍDATE, COME BIEN, CAMINA, HAZ DEPORTE, NO TE ABANDONES y en unos meses tu cuerpo, tus células te lo agradecerán.

 

Por Mónica Moreno, naturópata, homeópata, acupuntora y especialista en dietética integrativa en Cos Vital, miembro docente en Qüestions Vitals.

 

 

 

Written by Ruth Moreno Vila