febrero 25, 2022 PODOLOGÍA No hay comentarios

Aprende a elegir calzado.

Por Laura Pérez, podóloga en Cos Vital.

Muchos pacientes acuden a consulta refiriendo molestias en la planta, dedos o arco interno, entre otros problemas.

Cuando revisamos su calzado nos percatamos de que, en la mayoría de los casos, el calzado que suelen usar en su día a día no es del todo adecuado. Habitualmente nos encontramos con zapatos bastante rígidos, con una horma bastante estrecha, muy altos o inestables (tacones) o demasiado planos y flexibles.

Es por ello que una adecuada elección del calzado puede ser clave para prevenir posibles dolencias. Para ello debemos tener en cuenta ciertos puntos clave:

  1. Flexionar y doblar el zapato almenos dos veces. Éste no debería doblarse demasiado (estaríamos ante un zapato demasiado blando) y tampoco tendría que ser rígido completamente.
  2. Comprobar el contrafuerte: Situado en la parte posterior del calzado, esta pieza es fundamental ya que nos va a servir de guía en la pisada marcando la dirección de la marcha. Por lo tanto, comprobaremos que sea lo más rígido posible y que no nos permita los desplazamientos laterales.
  3.  Reconocimiento de la suela :Recomendamos que la suela sea semidura, ya que un exceso de amortiguación sin un correcto apoyo genera mayor estrés en los tejidos causando fatiga y dolor.
  4.  Sujeción: Se debería comprobar el sistema de sujeción mediante cordones o velcros, quedando el calzado bien adaptado al pie. Con ello, se evitan movimientos de deslizamiento del pie sobre la suela. Es aconsejable que no oprima las estructuras en exceso.  

En caso de realizar deporte, ¿qué es lo aconsejable?

Para escoger el calzado deportivo adecuado habrá que responder a las siguientes cuestiones:

 Qué tipo de deporte vamos a practicar

Cada deporte requiere unas necesidades específicas. Hay que prestar especial atención a la superficie en la que vamos a jugar. Este aspecto va a ser fundamental en la adquisición de una zapatilla u otra, clasificándolas por el tipo de suela.

– Con qué frecuencia

Dependiendo la frecuencia con la que vamos a entrenar dentro de cada marca de zapatillas hay modelos específicos en cuanto a complejidad de materiales y componentes enfocándose en un tipo de usuario u otro. Por ejemplo, se pueden encontrar materiales de absorción de impactos de última tecnología inyectados en la suela para un nivel más avanzado.

Por lo tanto, si vas a practicar deporte hay que recordar que es muy importante, a la hora de escoger una zapatilla, atender al tipo de pie y las patologías asociadas, además de la actividad que se practica. Estos tres aspectos son esenciales para afinar a la hora de la elección del calzado.

Y en verano, ¿qué calzado usamos?

– Siempre que se utilice un calzado descubierto debe estar completamente sujeto al pie, con tiras en el talón y zona dorsal.

 – Evitar las chanclas para grandes trayectos, ya que pueden provocar fascitis plantar e inestabilidad. 

 – Apostar por un tacón ligero y suela semirígida para una correcta absorción de impacto y evitar las temidas metatarsalgias.

Por último, acabamos este artículo con dos consejos muy útiles para escoger zapatos: acude a comprar el calzado a última hora del día ya que el pie se encuentra más hinchado, y pruébate siempre el calzado en ambos pies.

Por Laura Pérez, podóloga en Cos Vital.

Written by Ruth Moreno Vila