SUPERPUNTOS

 

Por Miguel Carretero, quiromasajista, reflexólogo y técnico en drenaje linfático. Especializado en medicina china, como Acupuntura, masaje  Tui-Na, Chi Nei Tsang, Qi Gong.

 

Cuando realizamos un masaje utilízanos varias técnicas diferentes para conseguir distintos objetivos.

Cada maniobra tiene una función determinada. Se pueden ir alternando durante la  sesión observando cómo va respondiendo la persona a la terapia.

Personalmente soy partidario de maniobras poco agresivas y a medida que el cuerpo se va relajando, aplicar un poco más de fuerza y profundidad en las maniobras.

Los primeros movimientos es para calentar y una especie de ritual de “pedir permiso” al cuerpo para trabajarlo.

Si empleamos maniobras muy agresivas desde el principio, corremos el riesgo de que la persona se bloquee y cree un escudo de protección y nos impida trabajar bien el cuerpo.

Podemos empezar con maniobras de amasamiento, fricción, roces.

De esta manera conseguimos que se active la circulación y el cuerpo entra en calor rápido.

Se pueden realizar más fuerte y profundo dependiendo del momento y la persona, llegando a utilizar manos, antebrazo, nudillos, dedos…

En muchas ocasiones nos quedamos fijos en un punto del cuerpo y ponemos más énfasis en las maniobras.

La mayoría son puntos que se emplean en la acupuntura, pero también pueden ser estimulados con los dedos.

Suelen ser puntos dolorosos y a medida que se trabajan disminuyen el dolor.

Siempre hay que acompañar la presión con la respiración de la persona e ir observando cómo nos va permitiendo profundizar más. Si empleamos mucha fuerza al iniciar no podremos penetrar hasta el punto deseado.

Generalmente cuando presionamos un punto y a medida que profundizamos más sentimos más alivio, suele indicar de que se trata de un dolor crónico.

Esos puntos pueden ser empleados para un dolor localizado o para el tratamiento de una función del cuerpo que no está equilibrado.

Hay muchos puntos que podemos estimularlos nosotros mismos en casa, como medida de prevención.

Tenemos que recordar siempre que la prevención es la mejor medicina.

Algunos de estos puntos que podemos presionarnos tienen infinidad de propiedades y beneficios.

A continuación os detallo algunos de los que podemos beneficiarnos más!!!

 

INTESTINO GRUESO 4 (HE GU)

Este punto podemos localizarlo en el dorso de la mano, entre el primer y segundo metacarpo, en el punto medio del lado radial del segundo metacarpo.

            

Al estimular este punto ayudamos a combatir las enfermedades contraídas desde el exterior:

  • Enfermedades febriles sin sudor.
  • Resfriado común, tos, dolor de garganta.
  • Asma, Sarampión.

Enfermedades de cabeza, cara y 5 órganos de los sentidos:

  • Cefalea, visión borrosa, obstrucción nasal, sinusitis, sordera, inflamación y dolor ocular, dolor en dientes o encías inflamadas, ulceras bucales.

Enfermedades intestinales y de estómago.

Enfermedades dolorosas en la parte superior del cuerpo.

Enfermedades ginecológicas:

  • Menstruación irregular, dismenorrea, amenorrea, lactación deficiente

Enfermedades a lo largo del trayecto del meridiano:

  • Dificultad al flexionar y extender los dedos, dolor en el brazo
  • Hipertonicidad de los dedos

 

ESTOMAGO 36 (ZÚ SÄN LÎ)

Para localizar este punto debemos contar 3 cun (medida que equivale a los cuatro dedos de la mano juntos) desde el borde inferior de la rodilla. En la cara anterolateral de la rodilla.

         

Los múltiples beneficios al estimular este punto son:

Enfermedades del estómago y abdominales:

  • Dolor gástrico, vómito, indigestión, diarrea, estreñimiento.

Enfermedades del corazón y mentales:

  • Inquietud, palpitaciones, insomnio, respiración corta.

Enfermedades pulmonares y del tórax:

  • Asma, tos con flema abundante.

Enfermedades y dolencias a lo largo del recorrido del meridiano del Estomago:

  • Dolor en rodilla, pierna inferior.

Estimular este punto nos aporta un extra importante para reforzar el sistema inmunológico.

 

BAZO 6 (SAN YIN JIAO)

Este punto lo localizamos en el lado medial de la pierna, debemos contar 3 cun (medida que equivale a los cuatro dedos de la mano juntos) por encima del maléolo.

                           

Los grandes beneficios de este punto están entre los siguientes

Enfermedades ginecológicas:

  • Menstruación irregular, dismenorrea, leucorrea, sangrado uterino, masas abdominales, retención de líquidos

En hombres: problemas urogenitales: dolor en el pene, genitales, incontinencia de orina, espermatorrea, problemas de próstata.

Enfermedades del bazo y estomago:

  • Borborigmos, distensión abdominal, diarrea, indigestión.

Enfermedades mentales:

  • Insomnio, ensoñaciones.
  • Inquietud, depresión.
  • Convulsiones infantiles crónicas.

Enfermedades y dolencias a lo largo del recorrido del meridiano del Bazo:

  • Atrofia muscular, debilidad, dolor y movimiento limitado del pie.

 

Estos son solo algunos de los superpuntos que debemos tener en cuenta estimularnos, no solo cuando aparece el dolor. La combinación con otros puntos y maniobras durante el masaje harán que el resultado de la terapia sea más efectivo y duradero en el tiempo.

A partir de ahora si durante un masaje  notas que dedicamos más tiempo fijo en un punto, ya entenderás que es con la intención de intentar equilibrar alguna función del cuerpo que no anda muy fina o para liberar tensión muscular de alguna zona.

Recordar que la prevención es siempre nuestra mejor medicina.

Te esperamos en Cos Vital para seguir ayudándote en todo  lo que puedan nuestras manos.

 

Por Miguel Carretero, quiromasajista, reflexólogo y técnico en drenaje linfático. Especializado en medicina china, como Acupuntura, masaje  Tui-Na, Chi Nei Tsang, Qi Gong.

 

 

Written by Mónica Moreno Vila