MASAJE FACIAL

Por Miguel Carretero, quiromasajista, reflexólogo y técnico en drenaje linfático. Especializado en medicina china, como Acupuntura, masaje  Tui-Na, Chi Nei Tsang, Qi Gong.

Cuando se realiza un masaje en la cara no sabemos la infinidad de beneficios que nos puede aportar en muchos aspectos.

No se trata simplemente de hacer unos movimientos para relajar a la persona.

Dependiendo de lo que queremos conseguir en el masaje, podemos realizar diferentes maniobras. Ya sea para relajar, descontracturar, drenar…

En la cara tenemos más de 30 músculos, con ellos realizamos todos los movimientos de expresiones (sorpresa, alegría, preocupación, …)

En muchas ocasiones la repetición continua de esas expresiones o mantenerlas durante un largo periodo, hace que la musculatura de la zona trabaje más de lo acostumbrado y tendemos a acumular tensión. Lo que se acaba transformando en contracturas.

Es muy común que el ritmo y las preocupaciones del día a día nos provoquen tensión en cervicales y esa tensión acabe subiendo hasta la cara y se nos refleje en mandíbula.

Cuando nos queremos dar cuenta ya llevamos un tiempo que esa tensión la hemos trasladado a la mandíbula y que estamos continuamente apretando los dientes, incluso cuando dormimos. Como que hemos asimilado y aceptado que esa es nuestra postura natural, creyendo incluso que estamos relajados.

Al cuerpo le estamos mandando continuamente información de tensión y por supuesto no nos relajamos

Esto acaba derivando en una enfermedad llamada bruxismo, la cual nos provoca que apretemos de forma inconsciente la mandíbula y rechinar los dientes, produciéndonos desgaste de los dientes.

Cuando apretamos los dientes y mandíbula, también es muy habitual que padezcamos mayor número de dolores de cabeza o en oídos.

Muchos acaban con una férula de descarga para proteger los dientes de ese desgaste, pero la tensión en mandíbula sigue produciéndose.

Es primordial acompañar siempre con un masaje en la zona mandibular para relajar toda esa musculatura.

Al descargar esa zona también ayudamos a descargar la zona cervical y reducir el nivel de estrés que estamos enviando al cuerpo.

En la zona mandibular también es muy recomendable realizar drenaje.

Tenemos la idea de que el drenaje solo es recomendable para adelgazar, pero puede aportarnos muchos beneficios, entre ellos los de relajar y descargar diferentes zonas de la cara, moviendo y eliminando los fluidos acumulados,  activando el sistema de depurativo y eliminando las toxinas, mejorando la circulación sanguínea y linfática de la zona.

Subiendo un poco más nos encontramos toda la zona que rodea las orejas, que solemos tener muy tensionada debido a la presión que ejercemos con la  mandíbula.

Descargar toda esa zona nos ayudará, a parte de relajar la zona, a prevenir dolores de cabeza.

Es muy común que muchos dolores de cabeza vienen provocados por tensión en esa zona.

En medicina china toda la zona que rodea a la oreja está asociada a muchos puntos de la vesícula biliar, la cual dependiendo de lo cargada emocionalmente que la tengamos, acaba derivando en tensión en esa zona y a su vez nos provoca dolor.

Masajeando o ejerciendo presión en algunos puntos en la parte posterior de las orejas también ayudamos a descargar la musculatura de cervicales.

Otra zona de la cara donde acumulamos sobrecarga es la que rodea a los ojos.

Es común que muchas veces sin darnos cuenta fruncimos el ceño. No somos conscientes que al hacerlo estamos sobrecargando en exceso la zona. Eso nos acabará provocando problemas de visión, dolores de cabeza.

Masajear toda la zona de las cejas nos aliviará al momento, incluso hacerlo suavemente sobre los parpados.

En la zona ocular es recomendable realizar también drenaje linfático.

Aparte de aliviar la zona, también nos ayudara a posibles problemas de sinusitis, problemas respiratorios que acaban derivando en obstrucción en esa zona.

Drenar toda la zona ocular y nasal nos aportará un beneficio casi instantáneo. Notar como se abren las fosas nasales y podemos respirar mejor y sensación de destaponar nariz y ojos.

Realizar drenaje sobre la parte inferior de los parpados nos ayudará y prevendrá la creación de las  bolsas de los ojos. Las maniobras de drenaje están indicadas cuando aparecen estos signos de retención de líquidos. En muchas ocasiones esas bolsas acaban derivando en ojeras.

Seguir con un masaje, ejerciendo pequeñas presiones en la zona de las sienes y ascendiendo por el cráneo notaremos una gran liberación física como mental.

Debido al exceso de estrés que estamos acostumbrados a soportar a diario, toda la zona de las sienes es un almacenaje de tensiones, nervios, preocupaciones, enfados,…

Un masaje en la zona facial nos va a ayudar siempre a desconectar por unos instantes de las tensiones que vamos acumulando a diario.

Libérate en unos minutos de la tensión acumulada y envía a tu cuerpo el mensaje de relax.

Relajando la cara podemos ayudar a que el resto del cuerpo se sume a ese estado de paz interior.

No dejes de sentir esta sensación y benefíciate de todo lo que te aportará un masaje facial a tu organismo.

Por Miguel Carretero, quiromasajista, reflexólogo y técnico en drenaje linfático. Especializado en medicina china, como Acupuntura, masaje  Tui-Na, Chi Nei Tsang, Qi Gong.

Written by Mónica Moreno Vila