Cuando el agua engorda es porque agua lleva. O no es así el refrán? Bueno no se trata de agua si no de sobrepeso y que todo nos engorda. El AGUA ENGORDA, yo lo confirmo.

Por Mónica Moreno Vila, naturópata, homeópata y acupuntora. Especialista en dietética energética, integrativa y macrobiotica en Cos Vital en Barberà del Vallès. Miembro docente del equipo  de Qüestions Vitals.

 

A quien le ocurre, lo sabe, lo nota y tiene la certeza de que el agua le engorda.

Harto de risitas y escuchar juicios gratuitos de todas partes, aprende a que mejor dejar el tema de lado con tal de evitar comentarios o no sentirte entendido y tenerse que morder la lengua para encima no ser maleducado y contestar una impertinencia a quien se cree con derecho a decir que eso no es así. Así que voy a dar hablar de ello después de años de experiencia tratando a gente en esta situación.

Mientras estudias dietética, aprendes bioquímica, fisiología y fisiopatología entre otras asignaturas, para entender el cuerpo humano y su funcionamiento de la parte más elemental. Sabes lo que son la calorías, los macro y micro-nutrientes para jugar al tetrix intentando conseguir que la persona tenga todos sus nutrientes necesarios y que las calorías que le corresponde para su actividad diaria. Orgullosa una de su laborioso trabajo da como exitosa su dieta  esperando unos resultados ejemplares. Y valla la sorpresa cuando después de una semana, dos, tres y todas las que le queramos echar, el peso y resultado esperado no lo es acorde con nuestra calculadora,  ni libros, ni entendimiento. Y es aquí cuando realmente empezamos a estudiar y a aprender. Nos remangamos y entramos en conflicto activo con el peso, el volumen y la fuerza de voluntad de quien se pone en nuestras manos. Y aprendemos y vemos que así es, el agua nos engorda. Y no a todo el mundo, solo a quien lo vive en sus carnes.

En un post anterior ya hablé de la retención de líquidos  desde la perspectiva de la medicina tradicional china  https://cosvital.net/10-remedios-la-retencion-liquidos-te-sorprenderan/ que aunque parezca que pueda parecer lo mismo no lo es. Así que vamos a por ello.

 

 

Hay personas ven su vida acondicionada a tener que controlar a la cucharada lo que ingieren, si no quieren aumentar de peso desproporcionadamente y  no pudiendo permitirse hacer dieta normal y convencional sin sufrir las consecuencias.

 

Causas principales de este AUMENTO DE PESO SIN SENTIDO

 

METABOLISMO: son muchas las personas las que tienen un metabolismo descompensado. Verdad que bioquímicamente hay organismos que de forma genética tiene un metabolismo basal más bajo y que conlleva a que todo su cuerpo se vea ralentizado por ello, pero son muchas menos  de las que se acogen a ello.

Lo que sí es verdad es que el metabolismo basal ha podido ser ALTERADO debido a los malos hábitos de la persona y que de haber sido otros, la situación hubiera sido completamente diferente, teniendo que entrar dentro de este colectivo en que la ingesta diaria en ocasiones no debe de superar de las 1000 calorías diarias para no engordar.

Nombremos factores que terminar alterando el metabolismo:

  • Crecimiento con sobrepeso; hay que tener cuidado de que los niños no tengan exceso de peso, porque les llegará a influenciar el resto de su vida, ya que el número de adipocitos podrían llegar a multiplicarse en momentos puntuales en los que el cuerpo se ve influenciado por procesos hormonales del crecimiento.
  • Ingesta reducida de calorías durante un largo tiempo que hacen que el metabolismo se modifique a una situación que considera que empieza a ser natural en la persona. De esta manera el organismo se auto regula a lo que habitualmente le dan de comer, quemando menos calorías.
  • Ingesta de medicaciones que alteran el hipotálamo que es el centro de regulación de todo el metabolismo, que aún no siendo lo habitual, pueden llegar a alterar desorbitadamente al organismo por una mala reacción  a ellos. Esto medicamentos suelen ser anticonceptivos orales y los corticoideos lo que a con más frecuencia.

 

INTESTINO: El intestino es uno de los factores más influyentes. Una MALA ABSORCIÓN de los alimentos durante tiempo, en ocasiones décadas de nuestra vida, hace que el cuerpo aunque coma en condiciones tenga la sensación de que no está siendo alimentado. Como está es la información que le llega al cuerpo, intenta retener y conservar  todo lo que pueda, porque no sabe lo que volverán a darle de comer ( no siendo real) así que por supervivencia él cuerpos intenta no quemar calorías reduciendo el metabolismo y por otro lado se guarda más de lo que debe por precaución.

Causas que alteran el intestino:

  • Disbacteriosis (descompensación entre la flora intestinal saprófita y la negativa)
  • Alteración de la flora intestinal debido a toma de antibióticos u otras medicaciones.
  • Permeabilidad intestinal.
  • Proceso inflamatorio.
  • Alimentación inadecuada.
  • Ph del intestino incorrecto.

 

Y la causa estrella de este SOBREPESO

RESISTENCIA A LA INSULINA: este proceso es el más habitual y que llega a influir en mayor o menor grado a todas estas personas que les engorda el agua y nunca mejor dicho.

¿El agua es el problema? No.

¿La retención de líquidos? No.

Esta situación suele ser el resultado de varios hábitos o acciones que la persona ha hecho a lo largo de su vida y que han llegado a influenciar en el metabolismo de la glucemia. El cuerpo a descompensado las reacciones de la secreción de insulina para absorber los glúcidos o hidratos de carbono y cuando ingiere un hidrato de carbono su reacción es desorbitada. Explicado de forma sencilla pasa lo siguiente:

Cuando el cuerpo toma una minúscula posición de hidrato de carbono ( y esto quiere decir que todo, casi absolutamente todos los alimentos tienen algo de hidratos) el metabolismo segrega más cantidad de insulina que la que se ha ingerido. La misma cantidad de insulina que de glúcidos se metabolizará (se utilizarán y quemaran) para que esta insulina entre el sangre y nos de la energía. Pero como hay un excedente de insulina porque el cuerpo ha segregado más de lo normal, el cuerpo necesita hacer algo con ello.  Y AQUÍ ESTÁ EL PROBLEMA. Que para que la insulina de sobras pueda moverse por el cuerpo, necesita unirse 4 partes más agua para trasladarse. Dicho de otra manera por cada molécula de insulina, necesita 4 moléculas de agua, y esto debido no a que hemos comido de más si no que el cuerpo ha reaccionado mal. Nuestro cuerpo tiene 5 moléculas DE REGALO sin habérselo comido, que pululan por el organismo todo porque las reacciones de insulina no son las correctas. Con el agravante que la insulina nos va a ayudar a la acumulación de adipocitos en la zona abdominal que es donde se acumulan el mayor número de receptores insulino-dependientes y a tener más hambre.

Este proceso no viene dado por la diabetes pero si puedo ser una puerta a que en el futuro llegue a tenerla.

¿Que nos ha llevado a tener esa RESISTENCIA A LA INSULINA?

  • El Hábito de pasar muchas horas sin comer. Mucha, mucha gente se levanta e inicia su día sin ingerir, nada haciendo que el cuerpo siga en bajada glucémica, lo que hará que en cuanto coma lo más mínimo el cuerpo reaccione en desproporción. Siendo hábitos que se llevan a la práctica décadas de la vida.
  • El no comer 5 veces al día. Por el mismo motivo que el citado anteriormente. Provocamos que el cuerpo reacciones es desproporción por pasarse muchas horas sin comer.
  • El hacer dietas hiperproteicas en la que reduce al máximo la ingesta de hidratos de carbono provocando que luego el metabolismo de los glúcidos tenga que modificarse y provocando reacciones de compensación. Son dietas muy efectiva, rápidas en sus resultados lo que las hace muy llamativas pero que a la larga no son beneficiosas para el estado general de la salud.
  • Dietas sin hidratos de carbono. Hay quien tiene el concepto que los hidratos de carbono engordan y los eliminan de sus platos. Todo engorda, dependiendo de con que se comen, la cantidad y las condiciones. Y el hecho de no comerlos habitualmente hace que el cuerpo aprenda a pasar de ellos terminando de quemar menos calorías, a guardárselos cuando los ingiere porque no sabe cuánto tiempo volverá a pasar sin que se los den y a que cuando entra en contacto con ellos reacciona en desproporción creando el excedente de insulina que luego nos multiplica las moléculas de insulinas y no hace engordar de agua por 5.

Así que te recomiendo

  1. Come 5 veces al día.
  2. Come hidratos de carbono complejos: cereales integrales, pan integral, pasta, patatas. No les tengas miedo, porque lo malo será no comerlos.
  3. Desayuna todos días en cuanto te levantes, aunque sean las 5 de la mañana.

Y si ya estás en ese proceso de que tienes resistencia a la insulina y te das cuenta que NO puedes comer ningún hidrato de carbono porque el cuerpo hace con ellos estragos en tu cuerpo, piensa que no eres un caso perdido. Podemos volver a desacostumbrarlo para que vuelva a reaccionar en proporción. Puede ser un trabajo lento, pero tampoco llegaste a estar así en dos meses, no te desanimes y empieza a ver al pan como un aliado, no tu enemigo, ves introduciendo en tu dieta los integrales, poco  a poco y de uno en uno. Corrige tu flora intestinal y si crees que puedo ayudarte, estaré encantada en hacer equipo contigo y ponernos en marcha para el cambio. Llama a Cos Vital y pide hora conmigo, lo conseguiremos. Pero deja de atormentante, SE PUEDE¡¡¡

 

Por Mónica Moreno Vila, naturópata, homeópata y acupuntora. Especialista en dietética energética y macrobioticaen Cos Vital en Barberà del Vallès. Miembro docente del equipo  de Qüestions Vitals.

 

Written by Mónica Moreno Vila