Por Ana Moreno, Reflexologa, Reflexóloga Holística, Terapeuta Floral, Forma parte del equipo multidisciplinar de COSVITAL. Docente en QÜESTIONS VITALS en Reflexología podal Holística, Flores de Bach y Aromaterapia.

Acabamos  de entrar en la primavera y ya se nota; los días son más largos, han subido las temperaturas, han florecido los almendros…, pero mientras muchos de nosotros estamos encantados de la vida, las consultas se llenan de personas que se encuentran fatal ¿motivo? Astenia Primaveral.

Astenia es un término clínico que significa «cansancio». No es una enfermedad, sino un síntoma que puede deberse a enfermedades orgánicas o psicológicas, pero también a otras causas como el estrés o el exceso de trabajo.

¿Qué síntomas da la Astenia Primaveral?

  • Apatía o desinterés por las cosas.
  • Tristeza sin causa aparente.
  • Pérdida del apetito.
  • Pérdida de la libido o deseo sexual.
  • Disminución de la concentración o pérdida de memoria.
  • Irritabilidad o cambios en el estado de ánimo.
  • Malestar general, dolor de cabeza y migrañas.
  • Hipotensión arterial.
  • Alteraciones del sueño, especialmente dificultad para conciliarlo.
  • Cansancio y somnolencia durante el día.
  • Ansiedad.

¿Cuál es la causa de la Astenia Primaveral?

Son muchos los estudios que se han realizado al respecto y parece ser que es una combinación de dos factores:

  • Las horas de luz solar
  • Los ciclos hormonales

 

El origen de todo está en el hipotálamo, una glándula localizada en el cerebro encargada de regular, entre otras cosas, la temperatura, la sed, el apetito, el sueño y la vigilia; ésta segrega hormonas y neurotransmisores como las feniletilaminas, que son una especie de «anfetaminas» encargadas de provocar euforia; las beta-endorfinas, responsables del optimismo vital, y las serotoninas u hormonas de la felicidad.

Al producirse el cambio estacional (variaciones climáticas), y con él un aumento de la temperatura, de las horas de luz solar y el cambio de horario, se genera un control sobre la regulación hipotalámica que contribuye de forma muy significativa a un descenso de los niveles en sangre de todas las hormonas anteriormente citadas, lo cual produce una sensación de decaimiento físico e intelectual.

Si además de a los síntomas ya descritos añadimos problemas de alergias u otros problemas de salud… la cosa se complica.

Y una vez explicado esto, os preguntareis… ¿Qué puedo hacer para controlar mi hipotálamo y encontrarme mejor?

La mejor solución la encontramos en la Reflexología Podal.

Esta terapia manual tiene la capacidad de reequilibrar nuestro organismo a través de los puntos reflejos del pie, mejorando todas sus funciones, entre ellas las del sistema endocrino (que es al que pertenece el hipotálamo), el sistema nervioso central y periférico, así como las funciones de todos nuestros órganos vitales.

Tras las sesiones de Reflexología Podal, la persona se siente relajada,  descansada y con mayor vitalidad. Nos ayuda a disminuir la ansiedad y a dormir mejor. Esta terapia activa todos nuestros sistemas de eliminación (mejorando las funciones renales y la eliminación de líquidos, el tránsito intestinal, así como las toxinas por piel),  por lo tanto nos ayuda a eliminar las toxinas del organismo y ayuda a subir el sistema inmune. Todas las personas que se realizan sesiones de Reflexología Podal de forma periódica como tratamiento preventivo, reconocen que su salud es más fuerte, sin gripes o constipados y en caso de sufrirlo, los síntomas son mucho más leves, disminuyen los dolores de cabeza, se normaliza la presión sanguínea y mejoran las alergias. En cuanto a la Astenia Primaveral todos los malestares que provoca desaparecerán en pocas sesiones.

 

Por Ana Moreno, Reflexologa, Reflexóloga Holística, Terapeuta Floral, Forma parte del equipo multidisciplinar de COSVITAL. Docente en QÜESTIONS VITALS en Reflexología podal Holística, Flores de Bach y Aromaterapia.

Written by Mónica Moreno Vila