Consejos para recuperar el peso y ponerse en forma.

Por Miriam Sánchez Diaz-Reboto, fisioterapeuta de Cos Vital y miembro docente de Qüestions Vitals.

Ya ha pasado lo bueno, el verano nos deja, el tiempo de playa y terracitas pasa a ser parte de nuestros recuerdos y volvemos al trabajo, y a nuestra rutina.

¿Y, ahora qué?, muy probablemente estés dentro del 99.99% de la población que se ha subido a la báscula, y la muy desagradecida nos ha dicho: ¡¡¡de uno en uno, por favor!!!!! Somos muy conscientes de los excesos del verano, el tapeo, los helados, las cervecitas, las cervecitas, las cervecitas, las quedadas con los amigos. Y todo eso ahora nos pasa factura.

¿Y qué vamos hacer tod@s?, pues muy fácil, nos hemos tirado o nos vamos a tirar de cabeza al gimnasio, para quitarnos esos kilos de más.

Me alegro mucho de que hayáis tomado esa decisión, pero os quiero dar un par de consejos.

En nuestra cabeza tenemos gravado a fuego, que la mejor manera de perder peso es realizando ejercicios aeróbicos (correr, salir con la bicicleta, caminar, steps, zumba…) y en cierto modo así sucede durante un tiempo, pero luego sin saber por qué, dejamos de perder peso, y entramos en lo que se conoce como FASE MESETA.

¿Por qué entramos en la Fase Meseta?, cuando perdemos peso sin ningún tipo de control (nutricionista, dietista, entrenadores personales), nuestro cuerpo además de perder grasa corporal, también pierde masa muscular, y con esto último perdemos muchas unidades de mitocondrias. Las mitocondrias son orgánulos celulares, encargados de suministrar la mayor parte de la energía necesaria para la actividad celular (respiración celular). ​ Actúan como centrales energéticas de la célula y sintetizan ATP a expensas de los carburantes metabólicos (glucosa, ácidos grasos y aminoácidos).

¿Qué significa todo esto? Que cuantas más mitocondrias tengamos en nuestros músculos más energía gastará nuestro organismo, y en que se traduce esto, que más calorías va a consumir y esto a que nos lleva, a perder peso. ¿Y cómo vamos a conseguir fabricar más mitocondrias? Pues, realizando ejercicios de resistencia o fuerza, con esto ganaremos masa muscular, y si ganamos masa muscular, aumentamos el número de mitocondrias.

Así, que para que todo esto salga bien, debemos de:

1.- Cambiar hábitos alimenticios.

2.- Ejercicios aeróbicos, > 5 días a la semana para potenciar el gasto calórico.

3.- Ejercicios de resistencia (mancuernas, máquinas, body pump, trabajar con el peso de nuestro propio peso, gomas…), un mínimo de 2 días a la semana, preferiblemente 3. Que no sean siempre consecutivos.

Espero que estos pequeños datos os hayan servido, ahí afuera hay grandes profesionales que estarían encantados de ayudaros, hacerlo por vuestra salud.

Por Miriam Sánchez Diaz-Reboto, fisioterapeuta de Cos Vital y miembro docente de Qüestions Vitals.

Written by Ruth Moreno Vila